"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



lunes, 3 de mayo de 2010

¿Se deben publicar los resultados de cualquier investigación médica?

En el campo de concentración nazi de Dachau se realizaron entre 1942-1943 una serie de investigaciones con el fin de obtener información útil para la Luftwafe (Ejército del Aire Alemán). En estos experimentos se simulaban condiciones atmosféricas extremas tanto de elevada altitud como de exposición al agua helada. Los prisioneros eran introducidos en cámaras de baja presión para cuantificar el tiempo que tardaban en fallecer o los síntomas que presentaban al modificar la presión.
Otro experimento consistía en introducir a las personas desnudas en agua helada para calcular el tiempo que tardaban en dejar de respirar o los mejores métodos de recalentamiento. El objetivo de estas acciones, llevadas a cabo por Sigmünd Räscher, era conocer los mejores métodos para tratar a los aviadores alemanes que eran derribados por los aliados y caían en zonas muy frías. Posteriormente se estudiaban las diferentes modalidades de recalentamiento que iban desde la inmersión en agua hirviendo al calentamiento utilizando otras personas como fuente de calor. El riesgo de morir en el experimento no suponía ningún impedimento.















Durante años se consideró que independientemente de las condiciones no éticas en que se realizaron (violencia, no voluntariedad del individuo) pudieran ser de utilidad sus resultados. Estudios ulteriores demostraron la falta de rigor metodológico en las investigaciones, la falsedad de los resultados y la posible falta de cualificación del mismo Räscher, al cual parecía interesarle demostrar a cualquier precio a sus superiores su valía científica en un intento de mejorar sus aspiraciones dentro del régimen nazi. Al nulo valor médico de los resultados se unen las condiciones en que se realizaron los mismos (Berger RL. Nazi science-the Dachau hypothermia experiments. N. Eng. J. Med 1990; 322: 1435-1440).


En 1990, la revista médica más prestigiosa del mundo, New England Journal of Medicine, (Angell M. The Nazi Hypothermia Experiments and Unethical Research Today. N. Eng. J. Med. 1990; 322: 1462-1464) decidió no publicar los resultados de ninguna investigación no ética independiente del valor científico de la misma. Se basa en tres razones:

1. El investigador lo que quiere es que sus resultados sean conocidos. Si no se publican los resultados por no ser éticos, se desanimará a otros a realizar investigaciones no éticas.

2. Si se toleran pequeñas transgresiones éticas se puede llegar a tolerar otras mayores.

3. Demostrar a la sociedad, que en la ciencia no está todo permitido, y que la obtención del conocimiento no ha de serlo a cualquier precio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario