"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



viernes, 14 de diciembre de 2012

Juicio de Auschwitz. Frankfurt.Las inyecciones de fenol.

Tras la II Guerra Mundial se celebraron muchos juicios contra los implicados en las atrocidades comettidas durante el regimen nazi.
Además hubo juicios contra médicos y enfermeras. El más conocido fue el Juicio de los médicos de Nuremberg, que fue el que se realizó a continuación del celebrado contra los principales jerarcas nazis: Goering, Hess, Kaltenbrunner, y Streicher entre otros.
Un juicio bastante peculiar fue el llevado a cabo entre el 20 de diciembre de 1963 y el 10 de agosto de 1965. Se celebró en Frankfurt, y es conocido como “segundo juicio de Auschwitz”. Allí se juzgó a 22 oficiales de segunda fila de los campos de concentración y exterminio, entre ellos a un farmaceútico, algunos médicos, un dentista y un ayudante médico. Este juicio se llevó a cabo ya con jurisdicción alemana y gracias a la constancia de Fritz Bauer, sobreviviente del Holocausto y Fiscal General en el Estado de Hesse (Fundación Fritz Bauer).

El juicio tuvo una gran proyección mediática y enfrentó a la sociedad alemana con su pasado más reciente y atroz. Se miraron cara a cara perpetradores, y victimas sobrevivientes de los campos. Se escucharon por primera vez testimonios escalofriantes.

A Victor Capesius, farmacéutico, ya le fue dedicada una entrada en este blog.

Otro de los acusados fue un ordenanza médico, Josef Klehr, el cual tenía encomendada la función de administrar inyecciones de fenol intracardiacas con el fin de producir una muerte instantanea a los presos en Auschwitz I. Klehr habla con toda frialdad acerca de su actuación.

Administración de fenol en Auschwitz

Jeringa utilizada para administrar Fenol (Museo de Auschwitz)
Josef Klehr no tenía ningún tipo de cualificación sanitaria. Fue Director del Departamento de Desinfección en Auschwitz. En los procesos de  Frankfurt en 1965 fue sentenciado a cadena perpetua. La corte asumió que el asesinó a miles de victimas, pero sólo pudo probar su culpabilidad en 475 asesinatos.En 1988  fue absuelto y murió ese mismo año.

Josef Klehr.

Testimonio de Josef Klehr, celador-ayudante de los médicos.
            
"El médico del campo era un SS.  Yo tenía que ayudarle en las visitas. El estaba familiarizado con el proceso y tomaba las decisiones rápidamente. El médico decidía si había que admitir a un enfermo en el hospital o había que enviarle para tratamiento especial.

Y ¿Qué era un tratamiento especial?
            Era una inyección, un jeringazo, un tratamiento especial.

¿cómo se hacía?

            Los prisioneros del Bloque 28 eran llevados al bloque 20, donde había una sala de enfermedades infecciosas. Alli esperaban en una sala separada y eran llevados de uno en uno a una habitación concreta. Eran tratados allí. No necesitaban más de 2 cc y caían. Entonces dos prisioneros los llevaban a otra habitación. Cuando todo había acabado eran llevados al crematorio.

            Las inyecciones se hacían en el corazón, en el músculo cardíaco porque las venas estaban colapsadas. Era muy difícil encontrar las venas y había que hacer muchos intentos.

¿Cuántos “tratamientos” aplicaba?
            Yo lo hacía 2 veces a la semana. Habia a veces 15 o 20.
 ¿Cuántos en total?
             Digamos que un total de 40 a la semana, 30, 40.
¿Durante cuantas semanas lo hizo?
            Fui obligado a hacerlo durante 3 meses…."

Irena Strzelecka. Medical Crimes. The Hospitals in Auschwitz. Voices of Memory 3. Auschwitz-Birkenau state Museum in Oswiecim. Oswiecim 2008.

Bloque 20 Auschwitz, lugar donde se administraban las inyecciones de fenol

Placa en Bloque 20 de Auschwitz

Un testigo de los Juicios de Auschwitz fue el escritor y dramaturgo Peter Weiss. El escribió una obra de teatro,  que tituló La Indagación, Oratorio de Auschwitz. Se trata de una obra dura de ver y de representar. Próximamente el grupo de Teatro Efimero Teatro Efimero Teatro representará nuevamente dicha obra en un montaje duro pero necesario (Sala del Arte, antiguo Teatro Chejov, San Cosme y San Damián 3, del 16 al 17 de Enero). Se celebrará también un debate en la sede de Centro Sefarad-Israel (Mayor 69, Madrid)


Video sobre los Juicios de Auschwitz celebrados en Frankfurt


domingo, 2 de diciembre de 2012

DILEMAS MEDICOS EN LOS GUETOS. EL DILEMA DE LA INSULINA DEL GUETO DE VILNA (VILNIUS) LITUANIA.

Los médicos judíos en los guetos tuvieron que tomar decisiones muy complicadas. Recordemos que en los ghettos las condiciones de vida eran muy duras. El frío, el hambre, el hacinamiento, la incomunicación, la desesperanza y el tifus eran los acompañantes de los judíos. No se puede entender la vida en los guetos sin entender las enfermedades que sufrieron los judíos y el papel abnegado de médicos y enfermeras judíos.
Todo eran situaciones que conducían a la muerte. La falta de higiene, y el gran hacinamiento producían brotes de enfermedades como el tifus y la tuberculosis, aunque el peor enemigo era el hambre.
No existe por parte de los historiadores un acuerdo sobre cuáles fueron las causas del establecimiento de los guetos. La invasión de Polonia por parte del Ejército Alemán provocó un gran desplazamiento de población. Había zonas de Polonia con mucha población judía. Tanto los polacos judíos como los católicos fueron desplazados de sus lugares de residencia y llevados a ciertas zonas del centro de Europa. Las tierra que eran obligados a abandonar eran ocupadas por ciudadanos alemanes o por polacos de origen alemán, o de las zonas limítrofes a Alemania, polacos que en función de los movimientos de las fronteras habían sido alemanes o polacos.
Por otro lado se plantea también por parte de los historiadores la dificultad que tenía el ejército alemán para controlar a los miles de judíos. No querían los alemanes dejar a enemigos sueltos en su retaguardia, ya que podrían ejercer algún tipo de resistencia. E incluso se cree que les pudieron aislar en los guetos ya que los nazis pensaban que los judíos eran portadores del tifus “por naturaleza” y que una medida de salud pública era su aislamiento. Otros autores creen que el confinamiento en los guetos era un paso previo a su traslado a Africa, ya que existió el denominado “Plan Madagascar” que consistía en la deportación de todos los judíos a Madagascar. El curso de la guerra y la imposibilidad de controlar a la Armada británica pudo impedir este plan.
Los judíos son llevados a una zona central de Polonia, el denominado “Gobierno General” dirigido con mano más que de hierro por Hans Frank, uno de los líderes nazis que fue juzgado en los Juicios de Núremberg.
Los médicos en los guetos intentaban hacer su trabajo de la mejor manera posible y con todo tipo de limitaciones. Las medicinas eran escasas y tuvieron que tomar decisiones muy delicadas.

Poster en el que mediante juegos se explicaban medidas preventivas para evitar la diseminación de enfermedades en el gueto de Vilna (1941-1942). Museo del Holocausto de Vilna.
Analicemos el dilema del Dr. Avraham Wainrev, médico del gueto de Vilnius (Vilna) en Lituania.
En aquel momento se pensaba que las pastillas de Calcio podrian ser un tratamiento coadyuvante en el tratamiento de la tuberculosis. Dado que no había pastillas de Calcio para todos los pacientes, se celebra un consejo de médicos, rabinos, abogados y autoridades del Judenrat (Consejo Judío). Tras diferentes deliberaciones nadie le dice al Dr. Wainrev que hacer. Unos se escudan en las leyes mosaicas, otros en que no hay leyes, otros en que hay que dejar obrar a la naturaleza y que el médico no es quién para decidir. Ante este dilema el Dr. Wainrev administra la medicación a todos los pacientes hasta que esta se acaba y poco a poco van falleciendo todos los enfermos.
Avraham Weinreb

Al poco tiempo se plantea un problema similar, pero con la insulina. Esta vez el Dr. Wainrev creía que no se debía hacer un reparto igualitario. A diferencia de las pastillas de Calcio, la insulina es imprescindible para los diabéticos y el Dr. Wainrev, no tenía insulina para todos los pacientes. Nuevamente somete su duda a la misma comisión y obtiene las mismas respuestas: No hay precedentes…No dar medicación a los pacientes es hacer medicina nazi…“¿De que han pecado tus pacientes para que tu los juzgues a la vida o la muerte?” “¿Quien te dio a ti la autorización?”

Finalmente, solo, el Dr. Wainrev tomo la decisión que que ya tenía pensada atendiendose sólo a criterios médicos, unicamente facilitó la medicación a aquellos pacientes que tenían mejores posibilidades de sobrevivir. Dice “Cuando se acabaron las dosis de de Insulina y no quedó más para administrar, comenzaron a morir los pacientes, uno tras otro, y sin poder ayudarles, solo se oía el grito de la desesperación. Entonces pensé que la decisión ética que asumí, no fue la correcta. No se que otra opción quedaba en mis manos. La postura Ética religiosa de que el hombre no puede y no debe intervenir acerca de quien vivirá y quien no, es totalmente verdadera y asumible en un mundo donde hay ética y justicia. Pero en la realidad terrible del Guetto, esa visión es como una imagen del mas allá, que ya no existe y que no volverá”.
El Dr. Wainrev tomó una decisión ética complicada. Pero probablemente no podía tomar otra. En un mundo con reglas y con respeto a todos puede ser fácil juzgarle, pero la vida y la muerte en guetos y campos no estaban sujetas a las leyes de la normalidad.
Hospital del Ghetto de Vilna en la actualidad 
Entrada al Hospital del Ghetto de Vilna
Analicemos este hecho a la luz de la situación económica en que vivimos. ¿Quiénes somos los médicos para limitar cuidados a los enfermos? ¿Qué se está buscando con las medidas privatizadoras? ¿Qué se quiere decir con la búsqueda de la eficiencia? ¿Nos obligan a los médicos a erigirnos en dueños de la vida y de la muerte? ¿Se buscará con las privatizaciones atender a pacientes rentables con problemas leves y poco complejos? ¿Quién atenderá a los más enfermos? ¿Hay que racionalizar tratamientos médicos o quirúrgicos? ¿Quiénes somos los médicos para decidirlo? Y sobre todo ¿quiénes son ellos para mandarlo? Y por último ¿hay que obedecer siempre?

Calle dónde estába ubicado el Hospital del Gueto de Vilna.
Imagenes de Vilna, la llamada Jerusalén de Lituania, una vida judía que desapareció. El fondo musical es la Canción de los Partisanos.


viernes, 23 de noviembre de 2012

El Centro de Eutanasia Nazi en Bernburg (Alemania)


En diferentes ocasiones he hablado en este blog acerca de la Operación T4 u Operación Eutanasia. Así se denominó en la jerga nazi al asesinato sistemático de enfermos y discapacitados que no solo suponían una contaminación de la raza sino un gasto que el Estado nazi no se quería permitir.

Visitar un campo de exterminio  (caso de Auschwitz-Birkenau)es una experiencia dura y dolorosa pero necesaria. Aunque no podemos ponernos en el lugar de las víctimas hay que intentar al menos conocer y comprender lo que sucedió allí. 

En general los campos de concentración y de exterminio son lugares en cierto modo que actúan como un museo y que reciben un gran número de visitantes.

Por el contrario los hospitales dónde se mataba a los enfermos son lugares pequeños, lejos de todo, de los circuitos turísticos y que reciben muy pocos visitantes. Todos los centros de eutanasia nazi reproducen la misma estructura: aparcamiento oculto dónde llegaban los autobuses grises, zona de selección, cámara de gas y crematorio. La misma estructura que reproducen los campos de exterminio nazi en Polonia, con la diferencia de que en los centros de eutanasia se utilizó monóxido de Carbono y en los campos mayoritariamente Zyklon B. Los mismos médicos y personal auxiliar que colaboró en la Aktion T4 fueron los que llevaron a cabo el exterminio de los judíos en los campos de la muerte.
Pero la experiencia de visitar uno de estos lugares para un médico es algo difícilmente explicable con palabras. En otro post hable del Castillo de Hartheim, único centro de exterminio de enfermos en Austria (que desde 1938 estaba incorporada al Reich Alemán). 

Centro de Eutanasia Nazi en Bernburg (Alemania)

Si el impacto visual y anímico es grande, la visita al Centro de Eutanasia de Bernburg es todavía más impactante. Hartheim está ligeramente reconstruido, tiene paneles explicativos y un concepto museístico. Bernburg por el contrario está exactamente igual que cuando era uno de los centros de exterminio de enfermos.
Imaginemos una habitación con un suelo brillante, y paredes con baldosines, que permitían una limpieza rápida, un ventanuco para poder ver cuándo las personas caían asfixiadas y un espejo circular para poder atisbar las zonas ocultas. 

Cámara de gas del Centro de Eutanasia de Bernburg (Alemania)
En una habitación adyacente se pueden ver las bombonas de monóxido de carbono y las tuberías que llevaban a las falsas duchas el gas.


 En otra habitación hay una mesa de autopsias dónde los médicos extraían los orgános (sobre todo cerebros) para la investigación de enfermedades neurológicas. Decía Hallervorden, al cual recordamos como el epónimo de enfermedad de Hallervorden-Spatz: “Había un material maravilloso entre aquellos cerebros, preciosos defectos mentales, malformaciones y enfermedades infantiles en fase inicial. De dónde procedían y cómo habían llegado a mí no era de mi incumbencia”.

El Memorial y Museo se complementa con una reconstrucción de los crematorios. 
Todos los años familiares de las víctimas se reúnen y hacen ceremonias conmemorativas.

Hoy en día Bernburg continúa con su función asistencial. Es un hospital psiquiátrico ubicado en una zona del pueblo alejada. El pabellón que fue el centro de exterminio se ha convertido en un memorial, perfectamente conservado que nos enseña hasta dónde puede llegar la brutalidad de los médicos que juran lealtad a un estado en vez de jurársela a los enfermos. Que cada uno saque sus consecuencias y piense a quién le debemos lealtad.

En Bernburg dentro de la Operación T4, o Eutanasia nazi fueron asesinadas 8601 personas no por lo que tenían, sino por lo que eran: enfermos y discapacitados.

La matanza de los enfermos y discapacitados alemanes fue el preludio del Holocausto. 

A continuación se puede ver en tres partes un video titulado Rauch Uber Bernburg (Humo sobre Bernburg)





jueves, 25 de octubre de 2012

Inaugurado el Memorial de los Gitanos en Berlín



El pasado 24 de octubre la Canciller alemana Angela Merkel ha inaugurado en Berlín en las cercanías del Bunsdestag el Memorial que recuerda a los miles de sinti y romá (como se les ha de denominar correctamente a los gitanos, ya que éste es un término despectivo) victimas del nazismo.



En un área cercana al Memorial de los Judíos Europeos de Berlín, se encuentra el Memorial de los Homosexuales, el Memorial de la T4 Aktion (asesinato de enfermos y discapacitados) y ahora el Memorial de los Sinti y Romá.

Esta era una reivindicación manifestada por el colectivo romaní: disponer de su propio Memorial. Se desconoce el número exacto de romanís que fueron asesinados durante el nazismo.

Dos pueblos: el judío y el romaní, sufrieron un destino muy similar. Hubo para ambos leyes excluyentes, internamiento en campos, custodia preventiva, esterilización, traslados forzosos a guetos y campos, y asesinatos por las escuadras de la muerte (Einsatzgruppen).
Deportación de romá desde Asberg

Campo de Marzahn lugar de confinamiento de los romá
Settela Steinbach, niña romaní holandesa trasladada desde el campo de  Westerbork (Holanda) a Auschwitz

Curiosamente había una diferencia en el trato que daban los nazis a ambos grupos: judíos y romaní. Para los nazis, los romá eran en origen “arios”, pero las sucesivas migraciones, mezclas y desplazamientos había producido su contaminación por otras “razas”. Había que identificar a los romá “mixtos” ya que éstos, los zigeuner mitschlinge, eran los verdaderamente peligrosos y criminales. A los “romá” puros habría incluso que protegerles para ser objeto de estudio racial. Por el contrario los judíos “mestizos” o con pocos ascendientes judíos, y máxime si habían rendido algún servicio a Alemania, podrían tener una mínima consideración.

Los gitanos además fueron sometidos a muchos experimentos médicos. En ellos el Dr. Josef Mengele investigó la estomatitis gangrenosa o noma.

Este proceso consiste en la destrucción de las mejillas a causa de una infección en la boca por bacterias que habitualmente viven en la misma pero que no producen problemas si las personas viven en un ambiente de salud y nutrición adecuada. En condiciones de hambre, insalubridad, se desarrolla una infección muy grave con destrucción de las mejillas. Mengele experimentaba con esta enfermedad, a unos niños romanís les daba comida y vitaminas y a otros no.

 
Petición de estudio anatomopatológico del cráneo de un niño romá firmado por Mengele. Triángulo marrón  





Entre los experimentos llevados a cabo por los nazis con romanís destaca el realizado en niños zigeuner mischlinge del asilo de  StJoseps Plegue (Mulfingen). Estos niños, hijos de matrimonios mixtos (romaní y no romaní), son declarados huérfanos y los padres son llevados a campos de trabajo y concentración. Cuando se dicta la orden para trasladar a todos los romá a los campos, los niños se quedan 1 año en Mulfingen ¿por qué? Para que Eva Justin, una enfermera, llevara a cabo los estudios para la obtención de su tesis doctoral. Eva Justin se ganaba la confianza de los niños con dulces (cómo Mengele) les extraía sangre, hacía mediciones de cabeza, de la boca, de todas las partes del cuerpo, y les obligaba a hacer juegos absurdos, giros, corros, juegos de habilidad, y test de inteligencia. Su tesis doctoral se titula: El destino de los niños gitanos y su resultado criados en ambientes ajenos”. En ella justifica el exterminio de los romanís, dice: “Desde el punto de vista de la Higiene Racial, se debe esterilizar a estas gentes. El Volk necesita gente trabajadora, seria y honrada y no los descendientes de estos seres primitivos y no educados”. En cuanto Eva Justin obtiene los datos presenta la tesis doctoral. A los 3 meses la Gestapo llega al orfanato, les toma las huellas dactilares, los niños reciben la comunión, oyen misa y son trasladados a Auschwitz. Según salen del orfanato las autoridades eclesiásticas ordenan que se ocupe nuevamente el orfanato por otros niños. Constan en todos los registros del centro: salida, entrada,….todo el mundo lo sabía. Fueron llevados desde St Josefsplege (Mulfingen) el 9-5-1944 a Auschwitz, donde llegaron el 12-5-1944) un total de 41 niños. De ellos sobrevivieron 2, y el resto fue asesinado en la ZigeunerNacht (noche de los gitanos) el 4 de agosto de 1944 (día en que se conmemora el asesinato de los gitanos a cargo de los nazis).

Eva Justin y Robert Ritter examinando a sinti y romá.
                                               Video del Asilo de St. Josephs Plegue (Mulfingen)

2Se llevaron a cabo muchos otros experimentos sobre los romanís:

·         Entre Julio y Septiembre de 1944 en el campo de  Dachau. Se utilizó a 44 hombres gitanos de 16 a 49 años, junto con alemanes, checos y polacos, que eran el grupo control. Se les privaba de alimento 5-9 días.
o   El grupo de estudio estaba constituido por romanís mischlinge “mestizos” en la jerga nazi). De éstos:
§  Un grupo bebió agua marina común y ningún alimento.
§  Un grupo no recibió agua aunque sí raciones de emergencia marítima.
§  Un grupo recibió agua marina tratada con Berkatita (oculta el sabor) y raciones de emergencia.
§  Un grupo recibió agua marina tratada para extraer sal, método Schafer y raciones de emergencia.
§  Se realizaron punciones en el hígado y punciones lumbares. Los romá sufrían alucinaciones y convulsiones.

·         Universidad de Estrasburgo. Se sometió a 16 romanís a exposición a gas fosgeno, unos fueron teóricamente tratados con una sustancia desconocida y otros no.

·         Campo de Natzweiler-Struthof y Universidad de Estrasburgo. En 1944, 100 gitanos fueron sometidos a inyecciones de bacilo tífico.

Karl Hoellenreiner fue el único romaní que declaró en los juicios de Nuremberg contra los médicos, pero no lo hizo en calidad de miembro de la comunidad romá sino de sujeto de experimentos. Intentó agredir al médico que experimentó con él, el Dr. Wilhelm Beiglboeck, y fue condenado por desacato a un arresto de 90 días.

Karl Hoellenreiner
Dr. Wilhem Beiglboeck

Fue el único testigo condenado por desacato en los juicios de Nuremberg.

Pero desgraciadamente los romá siguen siendo objeto de persecución y exclusión social. En Eslovaquia muchas mujeres romá fueron esterilizadas. 

Para más información se recomienda consultar el Centro de Estudios  de los Sinti y Romá en Heidelberg.





sábado, 1 de septiembre de 2012

Museo de la Resistencia en Copenhaguen





El  Museo de la Resistencia Danesa está ubicado en Copenhaguen, muy cerca de la Sirenita, y en plena zona monumental.


Dinamarca fue invadida por los nazis el 9 de abril de 1940. Los nazis consideraban a los daneses como nórdicos , por lo que el trato dispensado fue bastante mejor que el que sufrieron otras naciones. El Gobierno danés, consciente de ello, dictó medidas para adaptarse a la nueva situación y así evitar en lo posible una verdadera nazificación.
No obstante hubo una verdadera oposición, resistencia y sabotaje. Los nazis se emplearon a fondo con los opositores.
En el museo existen muchos objetos relacionados con los resistentes daneses, así como una reconstrucción de las celdas en las que eran confinados.
Los judíos daneses fueron protegidos por su propio Gobierno y por la población. Pero en la noche del 1 al 2 de Octubre de 1943 y aprovechando la celebración del shabat se diseñó una acción para detenerles. Afortunadamente se filtró la información y ayudados por la población y por pescadores, la mayoría de  los judíos pudieron huir hacia la neutral Suecia. Escaparon 7000 judíos. Unicamente 481 fueron capturados y llevados al campo de Theresienstadt, cerca de Praga, en la República Checa. Theresienstadt era un campo totalmente "falso" en el que parecía que los cautivos vivian con comodidades y humanidad y era el campo que los nazis mostraban a la Cruz Roja Internacional para poder demostrar que los judios no eran masacrados y vivían bien.

El ejemplo de los daneses es muy importante. Se resistieron y ayudaron a escapar a sus conciudadanos judíos. El pueblo de Dinamarca es todo un ejemplo. Muchos daneses han sido reconocido como Justos entre las Naciones.

Como objetos anecdóticos que se encuentran en el museo están: el parche que llevaba Himmler cuando fue detenido por los aliados, formaba parte de su disfraz, y un chisquero, con las inscripciones Brunete, España y Jarama, utilizado por un combatiente danés de las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil Española.





Fragmento de un film sobre el rescate de los judíos Daneses: It's not going to happen (Esto no va a pasar).





sábado, 28 de julio de 2012

Homosexuales y lesbianas perseguidos por los nazis. El Triángulo Rosa

La idea de los nazis sobre lo que debería ser un mundo perfecto contemplaba la desaparición de todo aquello que no encajaba en su ideal de pureza y belleza: judíos, gitanos, y enfermos entre otros.
Otros colectivos también sufrieron persecución y privación de libertad por no adaptarse a las normas del nazismo. Sacerdotes católicos, ministros evangélicos que no reconocían el poder cuasi religioso de Hitler, y testigos de Jehová que no querían empuñar las armas ni ir al Ejército.

Y sobre todo personas que no encajaban en el ideal de familia aria: homosexuales y lesbianas. Los primeros porque además de tener unas costumbres, para los nazis, degeneradas y depravadas, no podían formar una familia ni deseaban tener hijos. Las lesbianas eran objeto de la ira de los nazis no sólo por lo anterior sino por responder a un ideal para ellos antisocial: mujeres liberadas que no eran el soporte de la familia clásica alemana.



Los homosexuales suponían aproximadamente el 4-5% de la población general. En primer lugar se endurecieron las leyes ya existentes, caso del artículo 175 del Código Penal, que prohibía las relaciones sexuales entre hombres y que estuvo en vigor desde 1871 a 1994.

El 30 de Enero de 1933 se prohíben las organizaciones de homosexuales. Comienzan ataques contra locales de ambiente gay y se clausuran bares y clubes. En 1936 se crea la Oficina Central del Reich para la Lucha contra la Homosexualidad y el Aborto.

Cierre del bar El Dorado
 Los homosexuales son junto con militantes de partidos políticos, sindicatos, gitanos, intelectuales y algunos judíos los primeros que son prisioneros en campos como Dachau. No eran acusados de nada, simplemente se les privaba de libertad por lo que eran, no por lo que hacían. Los nazis lo llamaban “custodia protectora”. 

En campos como Dachau o Sachsenhausen, los homosexuales eran sometidos a trabajos forzados y a humillaciones. También fueron objeto de crueles experimentos, castraciones e inyecciones de sustancias hormonales con el teórico fin de cambiar su orientación sexual. Eran obligados a llevar un triángulo rosa, al igual que otros presos  llevaban triángulos de otros colores (marrón-gitanos, rojo-prisioneros comunes, azul-apátridas, judíos-amarillo, morado-Testigos de Jehová). En torno a 15000 homosexuales fueron detenidos en campos de concentración y de ellos murieron 5000. Ese fue el origen del triángulo rosa que se ha convertido en el símbolo de la lucha de los homosexuales por sus derechos.

Triángulos de detenidos por los nazis

La mortalidad de los homosexuales en los campos de concentración (50-75%) fue más elevada que la de otros colectivos no judíos: presos políticos (40%), testigos de Jehová (35%). Ello fue debido al trabajo extenuante y esclavo, a las condiciones de vida y a los castigos a que eran sometidos. A algunos se les ofertó la posibilidad de ser castrado y así ser liberado del campo. Muchos lo aceptaron. Más de 2000 fueron castrados.

En capitales como Amsterdam y Berlín hay monumentos que recuerdan a éstas victimas de la intolerancia.

Homomonument en Amsterdam
Memorial homosexuales en Berlín
Algunas películas han  reflejado con acierto estos sucesos: Bent y Aimee y Jaguar.

Un documental titulado Paragraph 175 hace un amplio recorrido acerca de todas las acciones que llevaron los nazis contra los homosexuales. 
  Para más información se adjunta los siguientes enlaces: Museo del Holocausto de Washington y Yad Vashem

domingo, 15 de julio de 2012

NO FUERON COMO OVEJAS AL MATADERO.

En ocasiones se utiliza esta frase para ilustrar como eran  conducidos al exterminio los judíos, tanto en las cámaras de gas como en las fosas dónde fueron fusilados por los escuadrones de la muerte o Einsatzgrüppen.
Esto es totalmente erróneo. Hubo sublevaciones en diferentes campos y en los guetos.
Las personas que eran llevadas a los campos estaban totalmente engañadas, se les decía que iban hacia el Este a trabajar, incluso a algunos (caso de los judíos de Salónica) se les obligaba a comprar un billete. A su llegada a ciertos campos como el de Sobibor o Treblinka continuaba el engaño: estaciones de tren con flores, música, horarios de trenes pegados en la pared, acogida cariñosa. Se les informaba que iban a trabajar y para evitar enfermedades era imprescindible tomar una ducha. Les daban jabón y una toalla y eran llevados a unas cámaras de gas camufladas como duchas.
En Auschwitz los médicos tras hacer la selección dirigían a los ancianos hacia camiones que llevaban una Cruz Roja pintada, símbolo que también llevaban los vehículos que transportaban las bombonas del Zyklon B.
En los campos los hombres y mujeres que no eran asesinados en las cámaras de gas eran destinados a trabajos forzados. Alguien se preguntará ¿Por qué no se escaparon viendo el fin que les esperaba a todos? Hay que tener en cuenta que los cautivos estaban mal alimentados, vestidos y calzados, llevaban un traje fácilmente reconocible, y no conocían la lengua ni la geografía del país, ya que procedían de muchos lugares de Europa. Asimismo tenían miedo a las represalias tanto para sí mismos como para sus familiares o compañeros de barracón. Los vigilantes de los campos tanto nazis como de las tropas auxiliares (caso de ucranianos en Sobibor) recibían premios o días de permiso si disparaban contra un evadido. Se organizaban batidas por parte de los campesinos de los pueblos cercanos como si de una cacería de animales se tratara.
¿Quiénes se pudieron evadir de los campos de Polonia? Generalmente cautivos polacos que conocían la lengua y la geografía, así como los que ocupaban ciertos puestos que les permitía el acceso a diferentes materiales, que estaban mejor alimentados y en mejores condiciones de salud. Un ejemplo es la rebelión del Sonderkommando en Auschwitz. Con diferentes engaños los judíos encargados de la cremación de los cadáveres y mantenimiento de las cámaras de gas robaron armas y explosivos y volaron un crematorio. Ellos sabían que cada poco tiempo el Sonderkommando entero era eliminado y sustituido por otro grupo de judíos. Sí, se rebelaron.
También en Sobibor hubo una rebelión y una huida masiva, gracias a que a dicho campo fue llevado un grupo de prisioneros de guerra soviéticos con gran experiencia militar. Pudo haber así, organización, lengua común y experiencia de guerra.

Trailer de la película Escape de Sobibor (1987)

¿Por qué no se organizaron los cautivos en los campos?: no tenían una lengua común en que comunicarse, ni experiencia militar, eran gente común. El caso de los republicanos españoles del campo de Mauthausen es un ejemplo de lo contrario: eran excombatientes de la Guerra Civil Española, pertenecían a partidos políticos y sindicatos y ocupaban puestos de responsabilidad en los campos. Los españoles crean un comité, toman el campo ante la desbandada de los nazis y colocan la célebre pancarta en la que dan la bienvenida a los norteamericanos.
Liberación de Mauthausen. Pancartas en español
Ahora se sabe lo que sucede en cualquier lugar del mundo. Antes podía desparecer un pueblo judío entero y dado el aislamiento de las comunidades rurales ser desconocido el hecho para otros pueblos cercanos. Y sí se enteraban los judíos ¿dónde iban a ir? ¿Quién los iba a proteger? Eran a veces los propios campesinos quienes los denunciaban. También en otros casos desgraciadamente menos, eran ocultados. La policía local colaboraba con los nazis buscando y deteniendo judíos, ayudados por antisemitas de Polonia, Bielorrusia, Republicas Bálticas y Ucrania.
Hubo también rebeliones en los guetos. Es conocido el heroísmo de los judíos en el gueto de Varsovia. Un puñado de muchachos armados de forma muy precaria tuvo en jaque varias semanas al ejército más poderoso del mundo. El comandante de la rebelión era Mordechai Anilewicz y uno de sus lugartenientes fue Marek Edelman, que sobrevivió y llegó a ser un  médico muy conocido.
En otros guetos los judíos escaparon a los bosques. Pero ¿quién se pudo escapar? Eran hombres y mujeres jóvenes que no tenían ya nada que perder y que tuvieron que tomar decisiones éticas complicadas ¿quedarse en el gueto con su familia o abandonarles a su suerte y huir al bosque?
Hubo levantamientos en el gueto de Vilnius y en el gueto de Kaunas (Kovno). Aba Kovner que huyó del gueto de Vilnius nos ha dejado una página de heroísmo y una llamada a la resistencia.
Aba Kovner
Aba Kovner. Partisanos judíos en Vilna
Llamada a la Resistencia
Aba Kovner – 1 de Enero de 1942
No nos llevaran como rebaño al matadero !
Juventud Judía, no les creas a los que te engan !
De los 80.000 Judíos de la "Jerusalén de Lituania" (Vilna), tan solo quedaron 20.000.
Ante nuestros ojos, nos están arrancando a nuestros padres, a nuestros hermanos y hermanas.
¿Donde se encuentran los centenares de hombres que los "secuestradores" Lituanos se han llevado para trabajar ?
¿Donde están las mujeres y los niños desnudos que nos han arrancado durante la noche de terror de la provocacion ?
¿Donde están los Judíos (que se llevaron) el Día del Perdón ?
¿Donde se encuentran nuestros hermanos del Segundo Gueto ?
Todos aquellos a los que se llevaron del Gueto nunca regresaron.
Todos los caminos de la Gestapo conducen a Ponar.
Y Ponar es Muerte !!!
Rechazad todas las ilusiones y dudas.
Vuestros hijos, vuestros maridos y vuestras mujeres ya no siguen en vida.
Ponar no es un campo. Allá todos son fusilados.
El objetivo de Hitler es destruir a todos los Judíos de Europa.
Los Judíos de Lituania, tienen como destino el ser los primeros de turno.
¡¡No vayamos como rebaño al matadero !!!
Es verdad que somos débiles e indefensos. Pero la resistencia es la única respuesta frente al enemigo !
Hermanos !  Es preferible caer como combatientes libres que vivir por la gracia de los asesinos.
Resistid !   Hasta el ultimo aliento !
                           
1 de Enero de 1942. Gueto Vilna Como homenaje a todos los partisanos judíos y a todos los que resisten se incluye el Himno de los Partisanos Judíos, cantado por Chava Alberstein. Su título es: Nunca digas que es el final del camino.
 
Bosque Rudnicki. Campamento de partisanos judíos
Bosque Rudnicki. Campamento de partisanos judíos


Documental sobre los partisanos judíos
Es muy fácil juzgar cuando se conoce el final de la historia. ¿Qué haríamos nosotros?
 Y ¿cuándo nos vamos a rebelar?
NO, no fueron como ovejas al matadero.