"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



domingo, 7 de agosto de 2016

Un médico alemán victima de la Operación T4.

Visitar los museos siempre es algo gratificante sobre todo sí las exposiciones tienen un gran rigor histórico. El Imperial War Museum en Londres es uno de esos ejemplos.

La exposición estable dedicada al Holocausto, es verdaderamente excelente.

Comienza con videos de testimonios de la vida de los judíos en Europa antes de la catástrofe: una vida normal, familiar......niños que nacían, personas mayores que fallecían y entre medio la vida.

En toda la exposición tienen un gran protagonismo las historias personales. Es la única forma de poner rostro humano a la Historia. La Historia no son los reyes, las batallas y los tapices, la Historia con mayúsculas son las personas normales.

Dentro del ala dedicada al Holocausto, hay una magnifica sección sobre la Higiene Racial, y la esterilización primero y posteriormente la eliminación de las personas con discapacidades (la conocida como Operación T4).

Y allí encontramos la historia de un médico víctima de la Operación T4. El Dr. Ernst Gassen era un médico de cabecera que vivía y trabajaba en Merseburg, cerca de Leipzig. Estaba casado y tenía dos hijas.

Sus comentarios criticando la política nazi, provocaron que fuera expulsado de la profesión médica. Poco a poco cayó en una grave depresión siendo ingresado en diferentes hospitales. Su esposa recibía cartas informandola que su marido había sido trasladado en una a otra institución psiquiátrica.

Finalmente recibió otra carta en la que se le decía que su marido, Ernst Gassen, habia fallecido de muerte natural. La realidad era bien distinta: fue trasladado en 1941 a alguno de los centros de la operación T4 (probablemente Hartheim o Hadamar), dónde se asesinaba sistemáticamente a las personas con enfermedades psiquiátricas y defectos físicos. El método de asesinado era la asfixia mediante monóxido de carbono en cámaras de gas especialmente diseñadas. Posteriormente se quemaban los cadáveres. Todo un anticipio del exterminio de los judíos llevado a cabo en los campos de la muerte con los mismos sistemas y la experiencia alcanzada por los médicos en la Operación T4.

El Dr. Ernst Gassen con su esposa e hijas

Fue una victima más del deseo nazi de deshacerse de todo lo que era para ellos nocivo, podía suponer una contaminación de la raza y además suponer un gasto económico.

 En ocasiones me han preguntando cuál fue la implicación real de los médicos alemanes con el nazismo. Sabemos que aproximadamente el 45% de todos los médicos se afilió al Partido Nazi. Eso nos deja otro 55% que no lo hizo, pero ¿éstos se opusieron al régimen?: claramente no. Como otros colectivos y como la mayoría de ciudadanos de a pie, miraron hacia otro lado.

Para muchas profesiones como la Medicina y la Abogacía, la desaparición de abogados o médicos no afectos, caso de los judíos o de opositores politicos, supuso una clara mejora de su carrera profesional. Había así más trabajo, mas posibilidades de ascenso en la universidad. Imaginemos que en pocos años han desaparecido el 70% de los médicos de Berlín (que eran judíos), ¿que pensarían los no judios?

La resistencia de los médicos a las politicas nacionalsocialistas fue algo verdaderamente anecdótico y simbólico. Sirva el ejemplo del Dr. Ernst Gassen, como alguien que se resistió y lo pago con su vida.

Hoy una Stolpersteine (las piedras que hacer tropezar y recordar) le rinde tributo.



Ceremonia de colocación de la Stolpersteine dedicada al Dr. Ernst Emil Gassen

martes, 2 de agosto de 2016

La Rissiera de San Sabba. Un campo nazi de concentración y exterminio en Italia.

El universo de los campos de concentración nazi era totalmente diverso. Había campos de prisioneros de guerra (los denominados Stalag), campos de concentración, campos de trabajo, campos de tránsito y campos de exterminio.

La Italia fascista era aliada de Hitler y de Franco. Tras el desembarco de las tropas aliadas en Italia, los italianos vieron que las tornas estaban cambiando por lo que se firma un armisticio con los aliados el 3 de septiembre de 1943. Mussolini es hecho prisionero y llevado a la fortaleza de San Sasso.

Pero tanto la Italia fascista como la Alemania nazi  todavía conservaban el control del Norte y Este de Italia. El territorio italiano es distribuido y se ponen en marcha una serie de acciones de exterminio contra judios y partisanos.

Himmler encarga a Odilo Globocnick, natural precisamente de Trieste, y que se había distinguido en la así llamada Operación Reinhardt (el exterminio de un millón de judios en los campos de Belzec, Sobibor y Treblinka) que proceda a una limpieza étnica del Adriático.


Pero Odilo Globocnik a su  vez llama para iniciar este exterminio a los verdaderos especialistas en matar personas, que no eran otros que el personal que se había distinguido en el asesinato de las personas discapacitadas alemanas y austríacas: la infame Operacion T4. Se desplazan a Italia; Christian Wirth o Franz Strangl. que se habian distinguido en Treblinka así como en el castillo de Hartheim.

La "limpieza" se inicia con redadas de judíos y de partisanos, así como con la matanza de pacientes tanto en hospitales y manicomios tanto judíos como no judíos. Siempre el mismo mecanismo: deshacerse a toda costa de aquellos considerados como "inferiores"

En Trieste en una antigua fábrica de arroz de habilita un campo de concentración y exterminio: la Rissiera de San Sabba. Allí se establece la única cámara de gas y el único crematorio ubicado en Italia. El método utilizado de asesinato era el ya usado en Chelmno, que no eran otra cosa que la utilización de motores de combustión que producían emanaciones de Monóxido de Carbono, y que mediante tuberías se llevaban a la cámara. Los cadaveres posteriormente fueron quemados.


Hoy en día la Rissiera de San Sabba, en las afueras de Trieste, es un monumento nacional que recuerda el  horror y la colaboración de los fascistas italianos con los nazis.










Piedras que hacen recordar en Venecia

A veces la vida da sorpresas. Un día de verano cualquiera, estás de vacaciones en Venecia y has reservado un alojamiento.

Venecia, llena de gente llegada de todos los lugares del mundo, cruceros cargados de turistas, ajetreo, prisa, maletas, fotografías a los edificios, selfies.



Pero de repente alguien te dice: mira al suelo, en la puerta del hotel hay unas placas doradas, y tú sabes que son unas Stolpersteine, que son las piedras que te hacen tropezar, recordar y pensar.


Venecia acoge 15 Stolpersteine, pertenecientes a tres familias judías: los Segré, los Vivante y los Mariani.



Las Stolpersteine, son una iniciativa del escultor alemán Günter Demnig, que trata de recordar a las victimas del nazismo, colocando una placa dorada en el lugar dónde esas personas vivían o trabajaban.

Estas acciones de recuerdo se realizan por iniciativa de entidades cívicas o  de las propias familias. Es el mismo escultor quién elabora a mano y una a una las placas, y es  el mismo Demnig quién se desplaza a instalar las placas tras una sencilla ceremonia de recuerdo. Ya hay 50000 Stolpersteine colocadas en toda Europa.

En otras ocasiones nos hemos referido en este blog a las Stolpersteine, así como a las primeras de ellas que se instalaron en España.

Si en torno a 10000 españoles fueron victimas del nazismo, ¿a que estamos esperando para homenajear y recordar estas victimas poniendo otras tantas Stolpersteine? Seria una forma de homologar el pasado trágico y reciente de España con el de otros países europeos.

Toda una experiencia poder pasar una noche en el lugar dónde vivía una familia como la nuestra, con sus deseos, con sus ilusiones, que un día fueron arrrestados por lo que eran, no por lo que hacian o tenían, que fueron llevados en un tren de ganado a un lugar desconocido llamado Auschwitz, y dónde fueron asesinados.


domingo, 3 de julio de 2016

Ha fallecido Elie Wiesel

Elie Wiesel, sobreviviente del Holocausto, sobreviviente de los campos de Auschwitz y Buchenwald y de las marchas de la muerte ha fallecido hoy.

Ellie Wiesel, ganador del Premio Nobel de la Paz, nos ha acompañado desde hace varios años.



Sus libros, sobre todo La Noche, forman parte del legado necesario para poder conocer el Holocausto.



Sus frases siempre estarán con nosotros:

"Lo contrario del amor no es el odio, es la indiferencia.
Lo contrario de la belleza no es la fealdad, es la indiferencia.
Lo contrario de la fe no es la herejía, es la indiferencia.
Y lo contrario de la vida no es la muerte, sino la indiferencia entre la vida y la muerte"

"Quién conoce a un testigo se convierte en testigo"

Hace pocos años Ellie Wiesel publicó un artículo en el New England Journal of Medicine, que debería ser de lectura obligada para todos los médicos. En dicho artículo, Wiesel hacía un recorrido sobre el papel jugado por los médicos nazis en el Holocausto y hacia una llamada desesperada hacia la humanización de la Medicina.

El artículo comenzaba diciendo: "Durante el período del siglo pasado que yo llamo La Noche, en algunos lugares no se practicó la Medicina para curar ni consolar, se practicó para hacer el mal y para procurar dolor". Finalizaba Ellie Wiesel con un canto a la esperanza: "Cuando pienso en los médicos nazis, pierdo toda la esperanza, para poder recuperarla pienso en los otros médicos, los médicos victimas (que padecieron persecución, sufrimiento y cautiverio en los campos) y veo sus miradas brillantes y sus caras manchadas de ceniza".



Descanse en paz.



lunes, 30 de mayo de 2016

El asesinato de personas discapacitadas en la Alemania nazi

Hace pocos días comentamos en este blog las pintadas que aparecieron en centro de educación especial de Fuenlabrada (Madrid) en la que se pedía enviar a las personas con discapacidad a las cámaras de gas.

Bien sabían los autores de las pintadas a lo que se referían. En torno a 20000 personas discapacitadas fueron asesinadas en la Alemania nazi por médicos y enfermeras que no se merecen ser llamados así. Aproximadamente 70000 fueron asesinados en cámaras de gas y el resto mediante inyecciones letales de fármacos.

Es muy dificil imaginarnos como pudo ser aquel asesinato: selección de pacientes, médicos que cumplimentan formularios, otros médicos que analizan los formularios sin ver al paciente, traslado a la cámara de gas.

El asesinato mediante cámaras de gas se llevó a cabo en seis centros habilitados para tal fin.

En la película Amén, el director Costa-Gavras hace una buena aproximación a lo que pudo ser el proceso del asesinato medicamente supervisado de las personas con discapacidad.

video


Costa-Gavras conoció el único documento filmado que existe sobre las matanzas de enfermos. El video que se muestra a continuación contiene el proceso del asesinato de enfermos en Mogilew (Bielorrusia) en 1941. Fue encontrado en el domicilio de Arthur Nebe, uno de los comandantes de los Einsatzgrüppen. Los Einstazgrüppen eran los escuadrones de la muerte que acompañaban al ejército alemán en la invasión de Polonia y la Unión Soviética. Su labor era "limpiar" el territorio conquistado de todo lo que consideraban indigno de vivir: opositores políticos, maestros, médicos, sacerdotes, y personas con discapacidad ya que había que limpiar los hospitales para que estos fueras utilizados por los soldados alemanes heridos.

Pocas palabras se pueden añadir a las imágenes.

video



martes, 24 de mayo de 2016

Aparecen pintadas en un centro de educación especial pidiendo que se extermine a las personas con discapacidad

Hay momentos en la vida en los que las personas de bien han de decir basta.

Hoy han aparecido unas pintadas en un centro de educación especial de Fuenlabrada (Madrid) en las que se pide el exterminio de las personas discapacitadas con frases como: Minusvalidos de mierda, Todos a las cámaras de gas y Muerte a los niños de las sillas de ruedas.


Hallan pintadas insultantes en un colegio de educación especial de Fuenlabrada
http://www.abc.es/espana/madrid/abci-hallan-pintadas-insultantes-colegio-educacion-especial-fuenlabrada-201605241859_noticia.html

Quién ha escrito esas frases tan vergonzosas saben muy bien lo que dicen. Por el contrario probablemente muchas personas que lean la noticia no conocen lo que subyace debajo de las pintadas, pero hay que conocer el triste pasado de los europeos.

En 1933 Hitler aprobó una ley para esterilizar a las personas con discapacidades. 70000 alemanes nacidos con ceguera, sordera, y discapacidades físicas o psiquicas fueron esterilizados.

En 1939 Hitler ordena a su médico personal y a su secretario que autoricen a ciertos médicos para que procuren una "muerte misericordiosa" a aquellos cuya vida carece de valor. La así llamada Operación T4 (ya que las oficinas estaban situadas en el número 4 de la calle Tiergarten Strasse en Berlin) fue el asesinato sistemático y medicalizado de 70273 personas con discapacidades, en la jerga nazi, "vidas carentes de valor". 

En seis centros de exterminio y mediante cámaras de gas de monóxido de carbono se exterminaron a personas con enfermedades psiquiátricas, discapacidades o simplemente enfermos que llevaban mucho tiempo ingresados en los hospitales. Era caro su cuidado y suponian una lacra para la raza aria.

Primero se empezó por los niños y luego se asesinó a los adultos.

Posteriormente se asesinó en otros centros más apartados a otros 200000 enfermos alemanes y austriacos mediante el uso de inyecciones letales.

La experiencia alcanzada en la T4 fue clave para el exterminio de los judíos en las cámaras de gas de los campos de exterminio en la Polonia ocupada por los nazis (Auschwitz, Treblinka, Belzec, Chelmno y Sobibor). Los mismos médicos expertos en asesinar enfermos fueron los que pusieron en marcha el sistema en los campos de la muerte.

Hasta aquí la Historia, pero la Historia nos persigue.

Con acciones como la que ha sucedido en este colegio de educación especial no se puede ser tibios. Son acciones que hay que perseguir hasta sus últimas consecuencias con todos los resortes del estado de Derecho. No se puede consentir.

Pero, desengañemonos, este país nuestro tiene un gran problema, y es la tibieza con todas las acciones de intolerancia. Todo se tolera, debe ser gracioso.

¿Que se puede esperar de un país que tolera, permite y autoriza manifestaciones racistas y xenofobas? ¿que se puede esperar de un país que no condena el negacionismo aludiendo a la libertad de expresión?

España es una anomalía en la Europa Democrática.

¿Dónde vamos a llegar?

Esto es nuevamente el huevo de la serpiente. La Historia se puede volver a repetir.





miércoles, 11 de mayo de 2016

Las mamás belgas. Un ejemplo de solidaridad. Enfermeras judias en la Guerra de España.

Como hemos dicho muchas veces, la historia con mayúscula, se cruza y entrecruza y las memorias terminan siendo comunes.

Tras el golpe de estado  del 18 de julio de 1936 miles de personas de todo el mundo apoyaron a la legalidad republicana española.

Todos veían como el combate en España era la primer línea de defensa contra el fascismo. Muchos ya habían sufrido lo que era el nazismo y el fascismo en Italia, Alemania, Austria y la República Checa. Unos encuadrados en las Brigadas Internacionales, otros en batallones de apoyo, y otros en los servicios sanitarios, vinieron a España y dieron al mundo una lección de generosidad y de entrega.

Fueron muchos los médicos y enfermeras que vinieron a apoyar a lucha de los españoles en defensa de la República.

Entre ellas, un grupo de enfermeras belgas, las conocidas como "Las Mamás Belgas", muchas de ellas judias que vinieron a España a ocuparse de un hospital en Ontiyent (Valencia).

Un documental recientemente estrenado les rinde un merecido homenaje.

Las Mamás Belgas. En el centro, vestida de blanco, Vera Akkerman

Pero tras terminar la Guerra de España, la vida siguió, regresaron a su país, y algunas sufrieron  los campos nazis, unas murieron en Auschwitz, y otras fueron deportadas al campo de Ravensbrück, dónde compartieron un triste destino con otras mujeres, muchas de ellas españolas.

Vera Akkerman, la lider de grupo, tras la Guerra de España formó parte de la resistencia contra los nazis encuadrada en la llamada Orquesta Roja, una organización comunista. Muchos de sus miembros pagaron con su vida oponerse al regimen nazi y algunas mujeres de dicha organización fueron tras ser ejecutadas utilizadas por médicos nazis para experimentos médicos sobre la influencia del estres en la función ovárica, caso de Libertas Schulze-Boysen 


Libertas Schulze-Boysen
Estos son los nombres de las Mamás Belgas que trabajaron en el hospital de Ontinyent:

Sarah Altman.
Syna Leja Berger (Vera o Lea Akkerman).
Sara Blitzer.
Paja Frieda Buchalter. Murió en Auschwitz.
Uka Donotszenko.
Lily Friedman.
Gitlaa Gelibter.
Rajza Goldfinger.
Genia Gross.
Feigla Luftig.
Golda Luftig.
Rachel Luftig. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Marusia Mersel.
Stunea Osnos. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Rachel Ovlianetsky. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Rachel Wacsman.
Olga Hartmat.
Henia Hass. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Gitla Gustawa Kinzclewska. Deportada al campo nazi de Auschwitz.
Adele Korn.
Anna Korn.
Rose Leibovic.
Bertha Lewkowitz.

Información extraída de la obra de Francisco Guerra: La Medicina en el exilio republicano. Universidad de Alcalá, 2003.


Nuestro pequeño homenaje a todas ellas.






La izquierda española de ahora olvida el apoyo que los judios de todos el mundo brindaron a la República Española. Ellos vieron que la lucha de los españoles era la lucha contra el fascismo y el nazismo y por eso vinieron a España.

Se calcula que uno de cada 7 brigadistas internacionales era judío, y que el 59% del personal sanitario (médicos, enfermeras y ayudantes) de las Brigadas Internacionales era también judío.



Documental: Madrid Before Hanita, sobre la participación de brigadistas judíos en defensa de la República Española.