"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



miércoles, 11 de mayo de 2016

Las mamás belgas. Un ejemplo de solidaridad. Enfermeras judias en la Guerra de España.

Como hemos dicho muchas veces, la historia con mayúscula, se cruza y entrecruza y las memorias terminan siendo comunes.

Tras el golpe de estado  del 18 de julio de 1936 miles de personas de todo el mundo apoyaron a la legalidad republicana española.

Todos veían como el combate en España era la primer línea de defensa contra el fascismo. Muchos ya habían sufrido lo que era el nazismo y el fascismo en Italia, Alemania, Austria y la República Checa. Unos encuadrados en las Brigadas Internacionales, otros en batallones de apoyo, y otros en los servicios sanitarios, vinieron a España y dieron al mundo una lección de generosidad y de entrega.

Fueron muchos los médicos y enfermeras que vinieron a apoyar a lucha de los españoles en defensa de la República.

Entre ellas, un grupo de enfermeras belgas, las conocidas como "Las Mamás Belgas", muchas de ellas judias que vinieron a España a ocuparse de un hospital en Ontiyent (Valencia).

Un documental recientemente estrenado les rinde un merecido homenaje.

Las Mamás Belgas. En el centro, vestida de blanco, Vera Akkerman

Pero tras terminar la Guerra de España, la vida siguió, regresaron a su país, y algunas sufrieron  los campos nazis, unas murieron en Auschwitz, y otras fueron deportadas al campo de Ravensbrück, dónde compartieron un triste destino con otras mujeres, muchas de ellas españolas.

Vera Akkerman, la lider de grupo, tras la Guerra de España formó parte de la resistencia contra los nazis encuadrada en la llamada Orquesta Roja, una organización comunista. Muchos de sus miembros pagaron con su vida oponerse al regimen nazi y algunas mujeres de dicha organización fueron tras ser ejecutadas utilizadas por médicos nazis para experimentos médicos sobre la influencia del estres en la función ovárica, caso de Libertas Schulze-Boysen 


Libertas Schulze-Boysen
Estos son los nombres de las Mamás Belgas que trabajaron en el hospital de Ontinyent:

Sarah Altman.
Syna Leja Berger (Vera o Lea Akkerman).
Sara Blitzer.
Paja Frieda Buchalter. Murió en Auschwitz.
Uka Donotszenko.
Lily Friedman.
Gitlaa Gelibter.
Rajza Goldfinger.
Genia Gross.
Feigla Luftig.
Golda Luftig.
Rachel Luftig. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Marusia Mersel.
Stunea Osnos. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Rachel Ovlianetsky. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Rachel Wacsman.
Olga Hartmat.
Henia Hass. Internada en el campo nazi de Ravensbrück.
Gitla Gustawa Kinzclewska. Deportada al campo nazi de Auschwitz.
Adele Korn.
Anna Korn.
Rose Leibovic.
Bertha Lewkowitz.

Información extraída de la obra de Francisco Guerra: La Medicina en el exilio republicano. Universidad de Alcalá, 2003.


Nuestro pequeño homenaje a todas ellas.






La izquierda española de ahora olvida el apoyo que los judios de todos el mundo brindaron a la República Española. Ellos vieron que la lucha de los españoles era la lucha contra el fascismo y el nazismo y por eso vinieron a España.

Se calcula que uno de cada 7 brigadistas internacionales era judío, y que el 59% del personal sanitario (médicos, enfermeras y ayudantes) de las Brigadas Internacionales era también judío.



Documental: Madrid Before Hanita, sobre la participación de brigadistas judíos en defensa de la República Española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario