"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



jueves, 19 de agosto de 2010

Porrajmos. El Holocausto de los gitanos

La palabra Porrajmos o Samudaripen, significa la "gran catastrofe" o el "gran devorador" y designa el holocausto sufrido por los gitanos entre 1933-1945 a manos de los nazis. No existen cifras acerca del número de gitanos asesinados por los nazis tanto en fusilamientos masivos a cargo de los Einsatzgrüppen como en los campos de exterminio y cámaras de gas. Se estima que el número de gitanos asesinados estaría en torno a 250-500.000.
Gitanos cautivos en Dachau
Al igual que a los judíos, los gitanos fueron privados  de derechos, se les excluyó de la vida social, fueron concentrados en campamentos y gueto y trasladados a campos de exterminio.
Los gitanos (sinti o romá) eran otro de los objetivos predilectos de los nazis. Eran un perjuicio para la raza aria, se le s tenía como "asociales" y por tanto no encajaban en el ideal de raza aria. Había que exterminarlos.
Muchos de ellos fueron objeto de experimentos médicos en el campo de Auschwitz y de estudios raciales y antropológicos.
En los mismos campos o a manos de los mismos verdugos sufrieron el mismo destino: gitanos, judíos, enfermos, discapacitados, niños nacidos con malformaciones o defectos, protestantes, testigos de Jehová, homosexuales, republicanos españoles deportados.
Son muchas las memorias cruzadas que hay que recuperar para que las personas no mueran dos veces: una vez a manos de los verdugos y otra por culpa de la ignorancia.

Gitano sometido a experimentos médicos en el campo de Dachau













Gelem, Gelem. Himno del pueblo gitano 

lunes, 9 de agosto de 2010

El Museo del Holocausto en Oslo

Hay muchos países en los que el recuerdo del Holocausto es patente. Noruega es uno de ellos. En dicho país funcionó durante el nazismo un gobierno títere presidido por Vidkum Quisling. El nombre de dicho colaboracionista ha venido a identificar a cualquier colaboracionista.
Precisamente en la mansión que habitaba, Villa Grande, en Oslo (Noruega), se ubica desde 2006 el Museo del Holocausto y de los Genocidios http://www.hlsenteret.no/ .




















En posters de propaganda de la época, un soldado del ejército noruego, vestido con uniforme que remeda a los uniformes alemanes; ataca a los enemigos de la nación (bolcheviques, capitalistas representados por símbolos del dólar y de la libra esterlina) y ¿cómo no? judíos.


En la puerta del museo hay una gigantesca escultura que representa una ficha perforada de las que se utilizaban en los comienzos de la informática. ¿Por qué una ficha perforada en un Museo del Holocausto? Las fichas perforadas sirvieron para recopilar datos personales de aquellos individuos a los que se había decidido primero identificar, luego aislar y posteriormente exterminar. El 2 de febrero de 1942 (según consta en el museo) dos días después de que Quisling asumiera el poder se imprimieron y distribuyeron 12.000 copias de un cuestionario para recopilar datos de judíos noruegos. A partir de esta información se produjeron arrestos, deportaciones y asesinatos.
La informática puede ser usada como un medio para obtener y procesar datos de las personas. Esos datos pueden ser usados inadecuadamente y comprometer los derechos humanos.