"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



domingo, 15 de marzo de 2015

Armin T Wegner. Un enfermero testigo del Genocidio Armenio

En esta ocasión vamos a hablar de otro genocidio y de Armin T. Wegner(1886-1978), un testigo que no se conformó con serlo y que tomó partido para denunciar los crímenes.


Es muy poco conocido el genocidio que sufrieron los armenios (1915-1923). Fueron tratados por los turcos como una raza inferior. Fueron desplazados, deportados, llevados a campos de concentración,o abandonados en el desierto. Muchos murieron de hambre.

En la nueva Turquía no tenían cabida otros pueblos que tenían por ejemplo otra religión, caso de los armenios, que son cristianos. Se trataba de crear un nuevo Imperio Turco, y los distintos habrian de ser eliminados.

Las fotografias de Armin T, Wegner son un verdadero testimonio. Armin era un enfermero del ejército alemán, aliado del Imperio Turco en la I Guerra Mundial.

Fue destinado a Siria y Mesopotamia y cuando conoció las atrocidades que se hacían con los armenios tomó muchas fotografías que pudieran servir como prueba. Fue arrestado y trasladado a Alemania. Denunció públicamente escribiendo incluso una carta al Presidente de Estados Unidos, Wilson, el genocidio al que estaban siendo sometidos los armenios.

Sus fotografias de niños emaciados, de muertos de hambre, de cadáveres nos avisan de lo que sucedió años después en el Holocausto. Una llamada de atención que como otras cayó en el olvido. Medio millón de armenios fueron asesinados. Más información en el  Museo del Genocidio Armenio





Posteriormente cuando Hitler toma el poder nuevamente Armin T. Wegner se pone del lado de los perseguidos, ahora los judíos. Escribe a Hitler denunciando el trato recibido por los judíos. Es nuevamente detenido y llevado al campo de Oranienburg (Berlín).

Toda su vida fue un pacifista y un defensor de los Derechos Humanos.

Dijo: "Mi conciencia me hizo ser testigo Soy la voz de todos los exiliados que gritan en el desierto".

Fue nombrado Justo entre las Naciones por Israel y condecorado por Armenia con la más alta distinción.




El Museo del Holocausto en Houston, Estados Unidos, precisamente inaugurará una exposición sobre el genocidio Armenio,

No hay comentarios:

Publicar un comentario