"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



martes, 5 de junio de 2012

Elisabeth Eidenbenz y la Maternidad de Elna.Un lugar de paz en medio de la barbarie.

En diferentes ocasiones en este blog hemos hablado de cómo en condiciones extremas puede salir lo mejor de los seres humanos.

La labor realizada por Elisabeth Eidenbenz (1913-2011) en la  Maternidad Suiza de Elna es otro ejemplo.

Elisabeth Eidenbez
Elisabeth Eidenbenz

                  




Ella era una maestra suiza que participaba en organizaciones de socorro a la población civil, sobre todo mujeres y niños, durante la Guerra Civil Española. Su organización, Socorro Suizo para los niños (Secours Suisse aux les enfants), ofertó ayudar a ambos bandos pero su ayuda fue rechazada por el bando franquista. El Socorro Suizo por ello atendió únicamente a población civil de la zona republicana española.

Con la derrota de la República Española y el paso por la frontera de más de medio millón de personas se produjo en el territorio fronterizo franco-español una catástrofe humanitaria de primer orden, totalmente comparable a las que puedan suceder hoy en cualquier lugar del mundo.

Los españoles fueron llevados a campos provisionales de internamiento. Estos cada vez se fueron haciendo más insuficientes para poder alojar a aquella marea ingente de refugiados. Por ello posteriormente los españoles son confinados en las playas del Mediterráneo (Argeles, Barcarés, Saint Cyprian), vigilados por tropas coloniales. A un lado los hombres, a otro las mujeres y los niños. A un lado los senegaleses y los alambres de espino, a otro el mar y la arena.

Las condiciones higiénicas de las playas eran absolutamente críticas. La mortalidad infantil llegó al 90%. Eran muy frecuentes las epidemias de tifus, sarna, disentería, y tuberculosis todo ello unido a la desesperanza y a la angustia.

Cuando ya los campos improvisados en las playas eran también insuficientes los españoles fueron confinados en otros campos como RivesAltes, Agde, Les Milles, Vernet y Gurs, entre otros. En estos campos compartieron triste destino: españoles,  combatientes alemanes, austríacos, italianos y checos de las Brigadas Internacionales,  que ya no podían volver a sus países de origen por estar gobernados por partidos fascistas, judíos huidos de Alemania a causa de las leyes antisemitas y que fueron arrestados e internados por los franceses, gitanos e indigentes por su condición de nómadas, homosexuales, activistas de izquierda y pacifistas.

 Tanto el Socorro Suizo, como otras organizaciones, caso de CIMADE y de los cuáqueros, que ya habían ayudado a los españoles en la Guerra Civil, acompañaron a los derrotados en su exilio, improvisando en aquellos campos unos mínimos servicios sanitarios.

Elisabeth Eidenbenz impresionada por la alta tasa de mortalidad infantil y las condiciones tan deplorables en que daban a luz las mujeres en playas y campos consiguió habilitar en una mansión abandonada una improvisada maternidad. Las madres eran alimentadas y gozaron no sólo de una serie de cuidados sino sobre todo de unos momentos de paz. Allí nacieron españoles, judíos, y gitanos. Los niños judíos, para no ser detenidos por los nazis, eran ocultados, o entregados a familias católicas o protestantes. El primer niño nació en diciembre de 1939. Hasta su cierre por los nazis en 1944, en la Maternidad de Elna nacieron 597 niños de 22 nacionalidades distintas.

Elisabeth Eidenbenz y la ambulancia "Rocinante"
La historia de Elisabeth Eidenbenzha sido también conocida muy recientemente. Ha sido distinguida por la Generalitat de Cataluña con la Cruz de San Jordi, con  la Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social por parte de España  y con la Legión de Honor por parte de Francia. Falleció el 23 de mayo de 2011. También fue nombrada por Israel “Justa entre las Naciones”.

Dijo Elisabeth Eidenbenz: Yo únicamente cumplía con mi deber. Era normal, indispensable ayudar a los oprimidos, a los perseguidos. Estoy convencida de que en los períodos sombríos, en los que reina la violencia y el odio, la humanidad y la tolerancia son necesarias y posibles.”. 

Sigamos su ejemplo.


Imagenes actuales de la Maternidad de Elna




























No hay comentarios:

Publicar un comentario