"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



sábado, 12 de julio de 2014

La fábrica de cepillos de Otto Weidt. Un alemán salvador de los judíos

Afortunadamente en medio de la tragedia siempre hay alguien que demuestra lo mejor de los seres humanos.

Otto Weidt fue una de esas personas. Ocultó y dió cobijo en su fábrica a judíos durante el nazismo. Otto Weidt era propietario de una fábrica de cepillos que empleaba a discapacitados, sobre todo personas con dificultades visuales y auditivas. Imaginemos: judíos y discapacitados, uno de las peores combinaciones, un riesgo de degeneración para la raza aria.

Otto Weidt

Otto Weidt intentó por todos los medios demostrar a los nazis que su fábrica era de una importancia capital para el esfuerzo de guerra y que los trabajadores (judíos y discapacitados) eran imprescindibles y por tanto no susceptibles de ser trasladados a los guetos y a los campos.

Otto Weidt con sus trabajadores
Imagen del museo y de la fábrica
Imagen de los cepillos que se fabricaban
Habitación en la que se ocultaba a judíos

En la fábrica incluso tenía habitaciones secretas para poder ocultar a judíos que estaban en mayor peligro. Ocultó a personas como a Inge Deutchskron (leer en el link su testimonio) y a otras les facilitó identidades falsas.

Inga Deutschkron, salvada por Otto Weidt.

Hoy en Berlín, al lado del Museo de Ana Frank, en el mismo pasadizo hay un pequeño museo dedicado a Otto Weidt. También en los aledaños hay un museo dedicado a los que se resistieron al nazismo.

Entrada al Museo de Otto Weidt
Museo de los Héroes Silenciosos

Nos enseñan que siempre puede haber una luz en la oscuridad.

"Quién salva, una vida salva a la Humanidad" (Talmud)


No hay comentarios:

Publicar un comentario