"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



miércoles, 24 de octubre de 2018

El fotógrafo de Mauthausen. Españoles en campos nazis


Se estrena en España la película El fotógrafo de Mauthausen. En ella y usando como hilo conductor la historia de Francisco Boix se cuenta la historia de los españoles en el campo nazi de Mauthausen en Austria.

Boix fue el único español que declaró como testigo en los Juicios que se llevaron a cabo en Nuremberg contra los criminales nazis. El mostró las fotos que recogía la presencia de Himmler y Kaltenbrünner en Mauthausen.





Resultado de imagen de francisco boix nuremberg
Francisco Boix declarando en Nuremberg

El Holocausto y las acciones criminales de los nazis y sus aliados se dirigieron contra todos aquellos que eran juzgados por ellos como inferiores:  judíos, opositores políticos, prisioneros de guerra, gitanos, mestizos, poblaciones eslavas y personas con discapacidades.

En los campos nazis, éstos tuvieron a su disposición a miles de personas privadas de libertad y de todo tipo de derechos para ser utilizadas como mano de obra esclava o como  animales de experimentación.

Resultado de imagen de mauthausen
Campo nazi de Mauthausen (Austria)

Aunque estemos acostumbrado a ver el Holocausto a través de los ojos de personas de otras nacionalidades, hay que repetir una y otra vez que también los españoles fueron víctimas del Holocausto. Hubo 10000 españoles en los campos nazis. Hubo  españoles en casi todos los campos nazis (Auschwitz, Buchenwald, Dachau, Natzweiler, Sttuthof) aunque Mauthausen fue el campo que llegó a albergar a más de 7000. Es por ello que este campo es llamado “el campo de los españoles”.
Pero ¿cómo llegaron los españoles a los campos nazis?

Con el final de la Guerra de España miles de personas cruzan los Pirineos hacia Francia huyendo de la represión franquista: hombres, mujeres y niños. Entre ellos los soldados del ejército republicano. A su llegada a Francia estos refugiados son tratamos cruelmente por las autoridades francesas que los confinan en los así llamados campos de internamiento. Estos eran lugares improvisados sin ningún tipo de comodidades ni higiene, y siempre vigilados por la policía francesas o por las tropas coloniales. A estos miles de españoles, y ante la inminencia de la II Guerra Mundial, las autoridades francesas les dan varias opciones: alistarse en la Legión Extranjera, o formar parte de contingentes de trabajadores militarizados, las así llamadas Compañías de Trabajadores Extranjeros o en los llamados Batallones de Marcha, como tropas regulares francesas. El objetivo era utilizarles para reforzar todas las defensas y fortificaciones.

Resultado de imagen de compañias de trabajadores extranjeros
Compañías de Trabajadores Extranjeros
La invasión de Francia por parte del ejército alemán en 1940 y la rendición francesas provoca que muchos de estos españoles encuadrados en las fuerzas francesas fueran capturados por los alemanes y tratados como prisioneros de guerra y así llevados a los campos para prisioneros.

Según diferentes historiadores las autoridades nazis informan al gobierno franquista de la existencia de miles de españoles en los campos de prisioneros, pero desde Madrid se comunica que “no hay españoles fuera de España”. Esta respuesta sella el destino de miles de nuestros compatriotas.
En septiembre de 1940 una orden firmada por el General de las SS Philip Müller ordena que todos los así llamados “rojos españoles y combatientes en la Guerra de España de cualquier nacionalidad” sean enviados a los campos nazis.

Allí y principalmente en Mauthausen los españoles son tratados con total brutalidad haciéndoles trabajar hasta la muerte. Frio, hambre, palizas, castigos, muerte en la cámara de gas y experimentos médicos son sus compañeros. Cada peldaño de los 186 de la “escalera de la muerte” de Mauthausen está regado con sangre española.

Resultado de imagen de mauthausen escalera de la muerte
Escalera de la muerte. Cantera de Mauthausen
Asimismo otros españoles miembros de la Resistencia francesa tras ser capturados son enviados a otros campos como Ravensbrück (este especialmente para mujeres y donde estuvo Neus Catalá), Dachau, Buchenwald (dónde fue deportado el Ministro de Cultura y escritor, Jorge Semprún). Incluso todo un Primer Ministro español (Presidente del Gobierno Republicano), Francisco Largo Caballero fue deportado al campo de Sachsenhausen con otros 200 españoles.

Resultado de imagen de largo caballero en mauthausen
El Presidente del Gobierno Español tras su liberación del campo nazi de Sachsenhausen 

Hubo incluso españoles que fueron deportados a Auschwitz, algunos de ellos etiquetados como franceses y también hubo españoles en los campos nazis del Canal de la Mancha.

Sus testimonios están ahí esperando que los españoles los conozcan.

Por todo esto nadie puede decir nunca que no hubo víctimas españolas entre las del Holocausto.
España ha de normalizar su discurso de estado y ponerse a la altura de las democracias occidentales que reconocen y recuerdan a las víctimas del nazismo. Basta ya de discursos tibios: estos españoles fueron abandonados por su propio país y masacrados en los campos nazis simplemente porque fueron fieles a la legalidad republicana.
Memorial de los españoles (Mauthausen)
Ravensbrück
Resultado de imagen de foto liberacion mauthausen
Pancarta de bienvenida en castellano (Campo de Mauthausen)

Placa a los españoles (Sachsenhausen)


Victimas españolas en Auschwitz
Españoles en Auschwitz
Incluso la exposición Auschwitz "No tan lejos,no hace tanto tiempo" recuerda a los españoles.

Esperemos que la película sirva al menos para dar a conocer esta parte de nuestra historia, que al igual que muchas otras, parece que no quiere ser conocida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario