"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



viernes, 25 de septiembre de 2015

Dina Babbitt. Una pintora en Auschwitz.

Dina Babbit fue una artista judía que fue deportada al campo de Auschwitz. Nació en Brno, Checoslovaquia, y falleció en 2009 en Estados Unidos.

Antes de la guerra quedó totalmente impresionada cuando pudo ver en el cine la película Blancanieves de Walt Disney.

A su llegada a Auschwitz y conmocionada por el sufrimiento de los niños decide pintar en las paredes de aquellos barracones algunas escenas que recordaba de la película.

Cuando el Dr. Mengele conoció su habilidad para pintar la empleó para que hiciera retratos a los gitanos que estaban prisioneros en Auschwitz. Mengele decía que la imagen fotográfica no podía captar los matices del color de la piel de los gitanos "mischlinge" (mixtos).

Dina Babbitt.jpg



Gracias a su arte se pudo salvar y reconstruyó su vida en Estados Unidos, llegandose a casar con uno de los dibujantes que trabajaba en Disney, precisamente el creador de Goofy y uno de los ilustradores de Blancanieves.

Hoy sus dibujos cuelgan en las paredes del bloque de Auschwitz dónde está ubicada la exposición de los gitanos.

¿Quien debe ser el propietario de los dibujos? La familia de Dina Babbit y muchas organizaciones han pedido que se reconozca la propiedad de sus obras.

A continuación se muestra una novela gráfica sobre la vida de Dina Babbitt o Dina Gottliebova.


Los niños testigos de las guerras y de la barbarie.

Europa sigue asistiendo a una catastrofe de humanidad. A pesar de que se han planteado una serie de cuotas para el asilo de los refugiados, algunos países no quieren aceptarlas.

Si hace pocos dias el mundo contempló como un niño moría en una playa, hoy EL PAIS publica una noticia acerca de una serie de dibujos que ha realizado otro niño que huía de Siria.

Dibujo de niño refugiado sirio

Europa se conmociona por este dibujo, pero olvida su pasado más reciente, y los niños asisten como mudos testigos de la tragedia.

Cuando se visita Auschwitz hay que entrar en el pabellón más moderno, es el dedicado a la Shoah, que es el nombre que dan los judíos al Holocausto. Tras entrar se ven una serie de videos sobre como era la vida habitual y normal de los judios: niños jugando, familias en sus quehaceres, la vida en una palabra. Posteriormente hay imagenes sobre el ascenso de Hitler al poder.

La exposición continúa con testimonios de sobrevivientes y con imagenes de victimas para pasar posteriormente a unas salas en las que no hay nada, salvo en las paredes dibujos de niños sobre Auschwitz, la guerra y el acoso a que eran sometidos los judios: traslado, deportación, trenes de la muerte.

Cuanto recuerdan al dibujo del niño sirio.




Por último se entra en una sala que sólo tiene folios con los nombres de los millones de judíos victimas de la intolerancia, el racismo y el antisemitismo. Es la presencia de la ausencia.


Pero no nos quedemos ahi. Los niños en la Guerra de España también nos dejaron imágenes de la tragedia que los tocó vivir.








miércoles, 16 de septiembre de 2015

Los camiones de la muerte. Antes y ahora.

Siguiendo con el tema de los refugiados que llaman a las puertas de Europa querria llamar la atención acerca de otro ataque de desmemoria europeo, o mejor dicho de amnesia total.

Hace pocos días leiamos en la prensa como aparecieron los cadáveres de 71 refugiados que murieron dentro de un camión frigorífico abandonado en una autopista de Austria.

Con gran dolor se vio como 71 personas que buscaban un futuro mejor fueron víctimas de las mafias y murieron asfixiados.



Hace 70 años también había camiones de la muerte. No eran inmigrante ni refugiados que buscaban una vida mejor y que huían de la guerra.

Los camiones de la muerte nazi asesinaron a discapacitados, gitanos o prisioneros de los campos de concentración tan enfermos que ya no valían ni como mano de obra esclava. Se trataba de unas cámaras de gas habilitadas dentro del camión. El tubo de escape se dirigía dentro del camión y al recinto que ocupaban las personas.



Se les decía que iban a tomar una ducha, pero el camino terminaba en el camión.
Tras un trayecto de 15-20 minutos todas las personas había sido asesinadas por la inhalación de monóxido de carbono, al igual que las más de 70273 personas asesinadas dentro de la mal llamada Operación Eutanasia nazi (llamemosla Operación asesinato de discapacitados) o Acción T4.

Uno de los lugares en los que estos camiones actuaban era Chelmno o Kulmhof (a 50 kilometros de la ciudad polaca de Lodz). En torno a 145000 personas fueron asesinadas por este sistema en Chelmno y aproximadamente 500000 personas en el resto de campos nazis que utilizaron los caniones de la muerte.



Los problemas de este método se podian resumir en varios: poca eficiencia (sólo se podia gasear a unas pocas personas a la vez), ruido y molestias para el conductor (ya que oía las quejas y lamentos de las personas que se estaban ahogando). Habia que buscar métodos mas humanos para que no sufrieran los perpetradores. De ahi las grandes cámaras de gas con el uso del Zyklon B, más rápido y que pusiera distancia entre victima y verdugo, para que este no sufriera impacto psicológico.

Los camiones de la muerte nazi son un paso intermedio entre la Operación Eutanasia y el asesinato masivo de los judios en los campos de exterminio.

Y todo en el corazón de Europa.

Europa sigue con un verdadero problema de memoria. Todo ha sucedido antes, todo se repite.

domingo, 6 de septiembre de 2015

Los refugiados ahora y siempre. Lecciones de la Historia. Eugene Braunwald y la Cardiología Moderna.

Hace pocas semanas hablamos de como un niño austríaco, Tomi Spencer, años después, fundador e inspirador del primer programa de estudios sobre Medicina y Holocausto pudo huir de Austria y llegar a Inglaterra en 1939 dentro de los transportes de niños judíos conocidos como el Kindertransport.

Se ha publicado recientemente la versión española del texto de Cardiología de Eugene Braunwald, al que todos los médicos reconocen como el fundador de la moderna Cardiología.

Eugene Braunwald



Muchos médicos han estudiado con ese libro pero no saben que Eugene Braunwald fue un niño judío que tuvo que escapar de Viena, Nace en 1929 y tras una infancia que califica como muy feliz y con unos padres entregados a su educación y a la de sus hermanos conocen el rigor de las medidas antisemitas aplicadas por los nazis austriacos a sus compatriotas judíos.

Los Braunwald eran unos más de los 180000 judíos austriacos que vivían en Viena. El padre de Eugen Braunwald tenía un próspero negocio textil. Hitler tras un referendum absolutamente falso se anexiona Austria y comienza entonces la aplicación de todo tipo de leyes segregacionistas y excluyentes contra los judíos. La empresa del padre del Dr. Braunwald es "arianizada", esto es, cedida a otros empresarios no judios sin ningún tipo de compensación.

Tras la detención de su padre y su posterior liberación la familia escapa a Suiza. Su madre les dijo que se iban de pic-nic y a pasar el fin de semana al campo. De Suiza van a Inglaterra y de allí a Estados Unidos.

Tanto el Dr. Braunwald como el Dr. Spencer pudieron huir, salvar sus vidas y legarnos sus trabajos, Pero ¿y los que no pudieron huir? ¿que se perdió?.

El 13 de mayo de 1939 el trasatlantico aleman "St.Louis" partió desde Hamburgo en Alemania con destino a La Habana. Viajaban a bordo 937 pasajeros, la mayoría de ellos judíos que huian de Hitler.
Tras el viaje se les prohibío desembarcar en Cuba y tampoco desembarcaron en Estados Unidos, nadie les quería.

Tuvieron que regresar a Europa. En algunas de las escalas que hizo el barco en Reino Unido, Francia, Bélgica y Holanda algunos de los pasajeros desembarcaron, Otros siguieron a Hamburgo. Laa mayoría de los 937, salvo los que fueron acogidos en Inglaterra, murieron en los campos nazis. Nadie los quería.

Pasajeros abordo el barco "St. Louis". Estos refugiados de la Alemania nazi fueron forzados a volver a Europa después que Cuba y los Estados Unidos les negaron refugio. Mayo o junio de 1939.
Los pasajeros del St. Louis, esperanzados.

Nadie quería a los judíos. Incluso su pasaporte, por una sugerencia de Suiza, fue rotulado con una inmensa J, para que todas las naciones supieran quien era judío.



El 5 de febrero de 1939 en torno a 500000 españoles, militares, y civiles, hombres ancianos, mujeres y niños cruzan la frontera francesa huyendo del ejército de Franco. Francia no los quiere acoger y los mete en campos de internamiento en una condiciones deplorables y rodeados de alambradas: hambre, frío, enfermedad. Nadie quería a los españoles.

Españoles rodeados de alambradas en Argeles (Francia)

A diario hay inmigrantes que tratan de cruzar las alambradas en Melilla y entrar en la Unión Europea

La verja de Melilla


Se dice que ahora Europa está ante una catastrofe humanitaria sin precedentes. Miles de personas que huyen de la guerra, de la intolerancia, de las mafias y del hambre, llaman a las puertas de Europa. Se dice que no tiene precedentes.

No es verdad, hay demasiados precedentes: los españoles, los judíos, los inmigrantes......

¿Que le está pasando a Europa que sufre esta amnesia? Todo se repite.........

Hemos puesto el ejemplo de dos refugiados que se salvaron y que han aportado a la Humanidad su trabajo.

¿Que no estaremos perdiendo?

El niño Aylan ya no puede decir nada. ¿Hasta cuando Europa va a permanecer callada? No sólo hay que acogerles sino luchar con todos los medios posibles para que en sus países de origen no se den las condiciones para que miles de personas se tengan que marchar hacia lo desconocido y a veces hacia la muerte. ¿Para que se quieren esos ejércitos europeos?








En el siguiente link se puede ver una novela gráfica producida por Disney sobre el viaje del St. Louis,