"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



miércoles, 25 de diciembre de 2019

Auschwitz última parada.

Recientemente se ha publicado el libro "Auschwitz, última parada", escrito por el médico holandés Eddy de Wind.

Aparentemente parecería otro libro más sobre Auschwitz, pero no es así, se trata de un libro muy especial. El original del mismo fue expuesto en la exposición Auschwitz no demasiado lejos, no hace demasiado tiempo, que tuvo lugar en Madrid.



Una de las particularidades del libro es que fue escrito en tiempo real y dentro del propio campo nazi de Auschwitz. Su autor, Eddy de Wind, quería dejar testimonio de todo lo que estaba viendo y no quería olvidar ningún detalles. Aunque el protagonista del libro es él, intenta utilizar un alter ego, llamado Hans, probablemente en un intento de distanciarse de él mismo y de todo el dolor y sufrimiento que veía a diario.

El relato comienza a su llegada a Auschwitz desde el campo holandés de Westerbork, allí había conocido a Friedel, con la que se había casado. En Auschwitz, selección, sufrimiento, hambre, enfermedades y muerte por doquier.

Eddy de Wind es destinado a los diferentes barracones que se habían habilitado como enfermerías: los llamados pomposamente Krankenbau o Revier. El cuidado que se prestaba allí a los prisioneros distaba mucho de lo que podemos entender como asistencia sanitaria. A veces no eran ni los propios médicos quienes atendian a enfermos y heridos. En ocasiones los nazis sí permitían que hubiera profesionales sanitarios en estos lugares aunque no se les proveía nada más que de algunas aspirinas y vendas de papel.

Los Krankenbau o Revier, no dejaban de ser una antesala a a muerte. Allí eran llevados los heridos o enfermos y posteriormente el que no era capaz de sanar en pocos días era llevado a las cámaras de gas o recibía una inyección letal.

Cercano a una de las enfermerías dónde estaba Eddy de Wind, los nazis habian habilitado un barracón para llevar a cabo experimentos médicos, el infame Bloque 10. Allí los doctores Clauberg y Schuman hacian experimentos buscando el mejor método para poder esterilizar a grandes poblaciones de futuros esclavos de una forma eficiente.

En el libro se cuenta con detalle los dos tipos de técnicas de esterilización: mediante la inyección intrauterina de sustancias cáusticas y mediante la irradiación de genitales masculinos y femeninos. Posteriormente se llevaban a cabo análisis de los ovarios y testiculos con el fin de verificar la eficacia de ambas técnicas. Muchas de las victimas eran de origen judeo español. No queda claro en el testimonio del Dr de Wind, sí su esposa Friedel fue víctima de los experimentos, lo cierto es que nunca concibió un hijo.

Eddy de Wind, inició posteriormente una brillante carrera profesional como psiquiatra estudiando las secuelas de los campos nazis y describiendo en asi llamado KZ sindrome, o síndrome del campo de concentración. La pregunta era constante: ¿por que me salvé yo?. Eddy y Friedel se separan al cabo de los años y Eddy contrae un nuevo matrimonio.

Se cuenta de forma muy detallada en el libro la huida del campo de los SS, el abandono de los miles de sobrevivientes y el desorden y descontrol que se produjo en aquellos momentos.

Un aspecto muy interesante del libro es la presencia de un grupo de españoles entre los "prominentes" del campo de Auschwitz. Estos prominentes ocupaban cargos de una cierta responsabilidad y vivían un poco mejor que otros prisioneros. Es constante la presencia de un español llamado Alfonso Colet. En plena huida del campo los españoles junto  con un grupo de prisioneros de los cuales alguno habia participado en la Guerra de España encuadrados en las Brigadas Internacionales habilitan una casa abandonada como refugio y la bautizan con el emblemático nombre de "NO PASARAN".

La presencia de españoles en Auschwitz no es un hecho muy conocido por la sociedad española, fuera del campo de los estudiosos. Probablemente esta presencia sea mucho mayor de la conocida hasta ahora y requeriría por parte de todas las autoridades y organizaciones de memoria la atención que se merece. ¿Por que no un pabellón o un memorial o una simple placa dedicada a los españoles deportados al infame campo de Auschwitz?.

Nuestra identidad y nuestra memoria democrática europea lo hace necesario.

Próximamente se celebrará el Aniversario de la Liberación de Auschwitz y al parecer el acto contará entre otros dignatarios, con la presencia del Rey de España. Sería una buena ocasión para que España se reencontrara con su propia historia en el campo nazi de Auschwitz y se realizara algún tipo de homenaje a los españoles.


viernes, 9 de agosto de 2019

Dar nombre a las víctimas españolas del nazismo del campo de Mauthausen

Hoy, el Boletin Oficial del Estado publica el listado de los españoles que murieron en los campos nazis de Mauthausen y Gusen (Austria).

Un total de 4427 compatriotas fueron victimas del nazismo y del abandono y el olvido.

Ellos, en su mayoría, soldados de la República Española  lucharon contra el golpe de estado del 18 de julio de 1936, y continuaron su lucha en Francia encuadrados dentro de las Compañias de Trabajadores Extranjeros en las que fueron alistados por el Gobierno Francés.

La derrota del ejército francés en 1940 provocó que estos españoles fueran en un primer momento tratados como prisioneros de guerra y por ello internados en campos específicos y tratados respetando las convenciones de Ginebra. Posteriormente y con la aquiescencia del régimen franquista que manifestó que "no había españoles fuera de España", los republicanos españoles fueron tratrados e identificados como "apátridas" y deportados en su mayoría a Mauthausen, uno de los campos nazis conocidos por su extrema dureza.

Resultado de imagen de mauthausen
Pancarta escrita en castellano. Entrada de tropas americanas en Mauthausen

Allí, hambre, frío, trabajo forzado, castigos provocaron la muerte de muchos de estos españoles. No obstante algunos resistieron, sobrevivieron y nos hicieron llegar el mensaje de la resistencia y de la lucha contra los régimenes totalitarios.

Hoy con la publicación en el BOE se cumple un pequeño objetivo, dar a conocer publicamente los nombres y datos de estos españoles. Pero no sóloi hubo españoles en Mauthausen y Gusen sino en la práctica totalidad de los campos nazis: Dachau, Sachsenhausen, Neuengamme, Natzweiler, Auschwitz.

La siguiente tarea del Gobierno es dar a conocer el nombre de todos y cada uno de los españoles victimas del nazismo para que sea un hecho histórico que forme parte de nuestra memoria como europeos y como españoles y nos homologue a otros países.

Publicar sus nombres y los lugares donde vivieron o nacieron es simplemente una obligación.

Que su recuerdo no se borre de nuestra memoria.

Resultado de imagen de mauthausen memorial españoles
Memorial de los españoles en el campo nazi de Mauthausen (Austria)

viernes, 2 de agosto de 2019

2 de agosto. Día del Holocausto de los gitanos

Un día como hoy de 1944 los nazis decidieron exterminar a todos los gitanos que se encontraban en el campo de Auschwitz. Con empujones, gritos, golpes 5000 gitanos fueron llevados a las cámaras de gas.

Los gitanos fueron siempre un grupo considerado por los nazis como asocial pero aún así fueron respetados. Los nazis consideraban a los gitanos como de origen ario, pero su camino a lo largo de toda Europa. Asia y su mezcla con otros pueblos degenerados (eslavos y pueblos del Sur de Europa) les había llevado a la degeneración racial.

Los gitanos fueron concentrados al principio en campos de internamiento, posteriormente les fueron aplicadas las mismas leyes que a los judíos impidiendo los matrimonios mixtos. Fueron esterilizados. Fueron concentrados en guetos, fueron victimas de los escuadrones de la muerte (Einsatzgrüppen) y también fueron victimas de experimentos médicos.

Se estima que al menos 400000 gitanos fueron victimas del Holocausto, que ellos hoy denominan como Porrajmos o Samudaripen (el gran exterminio).

Memorial de los gitanos en Auschwitz

Memorial de los gitanos en Berlin

Hoy que cada vez se intenta que las sociedades se dividan entre ellos y nosotros y que se implanten medidas excluyentes contra todo tipo colectivos desfavorecidos (inmigrantes, gitanos, y extranjeros) es el momento de decir una y otra vez: NUNCA MAS.

Recordemos a los gitanos con su himno: Gellem, gellem

Anduve, anduve por largos caminos
Encontré afortunados romà
Ay romà ¿de dónde venís
con las tiendas y los niños hambrientos?

¡Ay romà, ay muchachos!

También yo tenía una gran familia
fue asesinada por la Legión Negra
hombres y mujeres fueron descuartizados
entre ellos también niños pequeños

¡Ay romà, ay muchachos!

Abre, Dios, las negras puertas
que pueda ver dónde está mi gente.
Volveré a recorrer los caminios
y caminaré con afortunados calós

¡Ay romà, ay muchachos!

¡Arriba Gitanos! Ahora es el momento
Venid conmigo los romà del mundo
La cara morena y los ojos oscuros
me gustan tanto como las uvas negras

¡Ay romà, ay muchachos!



viernes, 26 de abril de 2019

El 5 de mayo, declarado día oficial de homenaje a las víctimas españolas del nazismo

Hoy el Consejo de Ministros del Gobierno de España ha establecido el 5 de mayo como el Día de Recuerdo de las víctimas del nazismo. En ese día se recordará a todas las victimas españolas del nazismo, la mayoría deportados republicanos españoles que tras la derrota de la República formaron parte de diferentes unidades del ejército francés. Otros españoles terminaron en los campos nazis tras formar parte de la Resistencia francesa y otros de nuestros compatriotas padecieron el horror de los campos de exterminio y concentración por ser judíos o gitanos.

El 5 de mayo de 1945 las tropas norteamericanas entraron en el campo de Mauthausen, que albergó el mayor número de deportados españoles, y les recibió una gran pancarta cuyo título no daba lugar a ninguna duda: "Los españoles antifascistas saludan a las tropas liberadoras", una imagen que debería ser conocida por todos los españoles.

Era necesaria una normalización de este tema y homologarse al resto de países que honran a las victimas del nazismo. Todos los países europeos han escrito su propio relato sobre el Holocausto y éste es materia de estudio obligado en los respectivos planes de estudio.

Los españoles del campo de exterminio nazi de Mauthausen



  Los ejes sobre los que podría construirse un relato de España y el Holocausto podrían ser:   


  • El Holocausto es un hecho europeo para el que cualquier país europeo ha de construir su propio relato contemplando a las víctimas, perpetradores y testigos y el papel que jugó el propio país como país víctima, perpetrador o colaborador. 
  • Los sefardíes en el Holocausto (no dejaban de ser descendientes de los judíos expulsados…EnAuschwitz se habló español). 
  •  El drama de la deportación republicana. 10000 españoles fueron entregados a Hitler y hubo españoles en casi todos los campos. Este sería un tema “europeo y de Estado” que debería estar por encima de los diferentes partidos políticos y gobiernos (eran españoles, que fueron llevados a los campos nazis y allí fueron víctimas como los judíos y gitanos). Todos los países los honran con actos y homenajes de alto nivel. Para construir el “relato” habría que preguntarse: quien, como, porque entregó 10000 españoles al nazismo, sí fue un Estado el que hizo esto, ese mismo Estado como heredero del anterior, hoy debiera pedir perdón, como lo ha hecho Francia que colaboró abiertamente en la deportación de judíos. 
  •  Los campos de internamiento en el Sur de Francia y las memorias cruzadas. En estos campos (Gurs, Rives-Altes, Le Vernet, entre otros) compartieron triste destino los judíos, los gitanos y los españoles, todos considerados como “indeseables”. Desde esos lugares y por diferentes caminos muchos terminaron en los campos nazis. Es otro hecho para poder construir una memoria compartida. 
  • Los españoles en la Resistencia Francesa y la lucha contra los nazis. Regiones enteras de Francia fueron liberadas de yugo nazi por unidades españolas integradas en la Resistencia. Fueron también españoles los soldados que liberaron París (la famosa División 9 de Leclerc).
  • España como lugar de paso de los judíos que huían de Francia. En ocasiones hubo judíos que pasaron por los Pirineos y se salvaron, pero otras veces la policía española colaboró con las autoridades francesas y con los nazis y por ello muchos judíos que intentaban pasar a España terminaron en los campos nazis. 
  • España como país de paso hacia América del Sur y España como refugio de nazis.
  • El papel jugado por los diplomáticos españoles que salvaron a judíos. Angel Sanz Briz, encargado de negocios en la embajada española en Hungría, llegó a salvar a 5000 judios. 







domingo, 21 de abril de 2019

El álbum de fotos de Lilly Jacob sobreviviente de Auschwitz, Gröss Rosen y Dora-Mittelbau

Cuando se teclea en Google la palabra Auschwitz y se piden al buscador imágenes hay unas que se repiten constantemente.

Se trata de las tomadas por unos SS y que ilustran la llegada de un tren de judíos húngaros de una zona conocida como la Rutenia Subcarpática a Auschwitz en 1944. Estas fotos han llegado a ser uno de los símbolos del Holocausto.

Judíos sometidos al proceso de selección en el andén de Birkenau, nada más llegar. También puede verse a prisioneros, con el traje a rayas, que asisten a los recién llegados. Eran obligados por las SS a estar presentes en los andenes durante la selección para asegurar un proceso ordenado.

Se recoge fielmente en dicha colección la llegada del tren a Auschwitz-Birkenau tras varios días de viaje en condiciones inhumanas sin ningún tipo de comida, bebida o higiene. Los judíos son obligados a bajar del tren y a formar en filas: mujeres con buen aspecto y sin niños, hombres y chicos mayores de 17 años a un lado,  y ancianos, personas mayores a otro. Los médicos de las SS hacen la selección.

Judíos ancianos, provenientes del gueto de Beregovo, son ayudados a descender de uno de los trenes. En un lateral del vagón puede leerse: Deutsche Reichsbahn (Ferrocarriles Estatales de Alemania). La primavera de 1944 fue el momento en que el Auschwitz-Birkenau se convirtió en la mayor máquina de matar del nazismo. En torno a 400.000 judíos húngaros fueron asesinados en apenas unos meses.

Un medico de las SS ‘examina’ el estado de salud de un judío. La mujer en primer plano se llama Geza Lajtos, de Budapest. Supervivientes del Holocausto pudieron reconocer a familiares en estas imágenes. De aquellos que era destinados a morir inmediatamente, fue en algunos casos el único recuerdo que quedó. El Álbum está incompleto porque Lilly Jacob-Zelmanovic Meier entregó fotos a los familiares que las pidieron.

Unos son dirigidos a la llamada"cuarentena" dónde se les quita todo, se les afeita todo el cuerpo, y se les tatúa un nombre en el antebrazo. Pasan posteriormente a ser trabajadores esclavos del campo o de alguna de las industrias aledañas.

Prisioneras entran dentro del campo de mujeres, ya con el uniforme de prisioneros bajo la mirada de un guardia SS.

Otros son dirigidos a las cámaras de gas. En aproximadamente menos de 2 horas desde su llegada habían sido convertidos en cenizas.

Al otro lado de la vía camino a la cámara de gas
Una de las personas que iba en ese tren era Lilly Jacob. Ella es seleccionada, tatuada, desprovista de todo rastro de humanidad y destinada al trabajo esclavo. Posteriormente es llevada a los campos de Gröss Rosen y finalmente a uno de los subcampos de Dora Mittelbau.

Memorial en el crematorio de Dora Mittelbau

Coincidiendo con el abandono de los campos por los nazis ante la inminente derrota, Lilly es uno de los miles de sobrevivientes que vaga por el campo. Enferma de tifus y buscando ropa y comida se cobija en una casa abandonada por los SS y allí en un cajón encuentra un álbum de fotos que contiene imágenes de un convoy de judíos que es llevado a Auschwitz. Ella se ve en el álbum así como a otros miembros de su familia.

Lilly Jacob en Auschwitz

Lilly Jacob declaró como testigo en el Juicio de Auschwitz (también conocido como el Juicio de Frankfurt) celebrado contra criminales nazis en 1963.

Lili Jacob beim Frankfurter Auschwitz-Prozess 1963
Lilly Jacob
El Álbum de Auschwitz
Lilly Jacob entregando el album a Yad Vashem (Autoridad para el Recuerdo de las Victimas del Holocausto)
Hoy EL PAIS informa de la decisión de un museo holandés de retirar las únicas cuatro fotos que se conservan sobre el asesinato de judíos en las cámaras de gas y su posterior cremación a cielo abierto habida cuenta de la cantidad de cuerpos de que había que deshacerse en Auschwitz. Las autoridades del museo consideran que las imágenes pueden herir la susceptibilidad del visitante.

museo holocausto amsterdam
Imagen de la cremación de cadáveres  en Auschwitz tomada por Alberto Errera, judío sefardí

 
La imagen es turbadora, pero sólo pido al lector de este blog que contemple también las imágenes del álbum de Auschwitz de Lilly Jacob y que trate de pensar como era la vida de estas personas, sus deseos e ilusiones y como unas horas más tarde eran víctimas del odio y de la intolerancia.

Hay que conocer y saber y hay que ver todas las imágenes. Si el museo de Amsterdam ha decidido taparlas afortunadamente se pueden visualizar en Internet. 

Lo que hiere la sensibilidad es que esto ha pasado y que no se puede volver a repetir y que no se puede ni debe ocultar.

sábado, 20 de abril de 2019

Dora Mittelbau. Los testigos de la barbarie.

El campo de Dora Mittelbau es uno de los memoriales que recuerdan a las victimas del terror nazi que no puede dejar indiferente a nadie.

En medio de un lugar de gran belleza, prados y colinas ondulantes, los nazis horadaron una montaña para allí establecer una factoría de armamento y las fábricas de los cohetes V1 y V2. Una montaña que fue transformada en naves y talleres a golpe de explosivo con un número de victimas incontable.

Las condiciones de los allí deportados eran totalmente lamentables: frío, hambre, enfermedades, y  traumatismos debidos a la peligrosidad del lugar.


Los túneles en la roca formaban un laberinto de varios kilómetros dónde se ensamblaban los cohetes  diseñados por Werner Von Braun, quién posteriormente desarrolló el programa espacial de la NASA.


En Dora, deportados de toda Europa, la mayoría oponentes al nazismo y miembros de la resistencia de varios países eran tratados como mano de obra esclava hasta su muerte.

Prisioneros del campo de Dora Mittelbau en un taller (mirando a la cámara Leon Navarro, español, miembro de la Resistencia francesa) 

A Dora Mittelbau fue deportado el Dr. Jan Cespiva, médico checo, quien fue testigo de los crueles experimentos llevados a cabo por el Dr. Joseph Mengele en Auschwitz. Jan Cespiva fue detenido en Praga por oponerse al invasor nazi. Enviado a Auschwitz vió  como Mengele inyectaba bacilos del tifus a gitanos e incluso a mujeres embarazadas con el fin de estudiar la resistencia de estas personas a la infección. El Dr Cespiva trató por todos los medios intentar curar a los niños enfermos de noma (ulceras en la cara que aparecen en personas desnutridas) utilizando los aparatos de Rayos X empleados en los experimentos de esterilización de mujeres. Como dice en su testimonio, recogido en "Medical Crimes. The Experiments in Auschwitz", los niños parecían leprosos y cuando morían sus craneos conservados en formol eran enviados para su estudio a un instituto de investigación en Graz.(Austria).

Imagen de un Noma (1836)

Envio de un cráneo de un niño procedente del campo de gitanos de Auschwitz para su estudio (firmado por Mengele)

El Dr. Cespiva fue trasladado desde Auschwitz al campo de Buchenwald y de allí a Dora Mittelbau donde se le encomendó organizar una enfermería muy rudimentaria dentro de los túneles. Pudo escaparse en una de las Marchas de la Muerte, tras la destrucción de Dora Mittelbau. Fue testigo en los juicios llevados a cabo contra los guardianes de ese campo.

Dr. Jan Cespiva

El Memorial de Dora Mittelbau tiene un lugar de recuerdo para todas las victimas de aquella barbarie. En la placa figura España (Spanien) ya que también hubo allí españoles deportados, como Edmon Gimeno (1923-2014). Edmon, integrado en la resistencia contra los nazis, fue detenido por la Gestapo en 1943 y llevado a las cárceles de Toulouse, Biarritz y Burdeos, posteriormente es trasladado a Compiegne y de allí a Buchenwald y Dora.


Edmon Gimeno
La exposición que ha tenido lugar en Madrid, Auschwitz "no tan lejos no hace tanto tiempo" también contó con el testimonio de un sobreviviente de Dora Mittelbau: Noah Klieger, también fallecido recientemente 

Testimonio de Noah Klieger

El recuerdo de estos testigos:  Leon Navarro, Jan Cespiva, Edmon Gimeno y Noah Klieger siempre nos acompañará.

jueves, 18 de abril de 2019

Topf and Sons. Los constructores de los hornos crematorios de los campos nazis


Advertisement, company area about 1935

Al hablar del Holocausto hay que reflexionar sobre las víctimas (judíos, gitanos, homosexuales, prisioneros políticos, deportados), sobre los perpetradores y sobre los testigos.

Los testigos fueron los que estuvieron ahí, vieron, pero miraron para otro lado. Algunos conmovidos no se contemplaron únicamente con ser testigos y pasaron a ser salvadores, uno de los casos más conocidos es el de Oskar Schindler.

Otros no solo se contentaron son ser testigos pasivos sino que formaron parte de la maquinaria asesina nazi dando soporte industrial a la misma, caso de la fábrica de hornos crematorios Topf and Sons ubicada en Erfurt (Alemania).


Color photography with historical building in the picture center
Fábrica Topf and Sons

Esta empresa resolvió todos los problemas técnicos que presentaba la cremación de las victimas del terror nazi fabricando hornos de  una gran calidad y con sistemas de aireacion de gran rendimiento. Suministraron sus productos a todos los campos nazis y obtuvieron por su trabajo grandes beneficios. Pudieron haberse negado y no lo hicieron, prefirieron mirar para otro lado a pesar de saber el destino de los hornos y de incluso colaborar en su montaje en los propios campos nazis.




La exposición  que se alberga en el antiguo edificio principal de la factoría Topf hace un recorrido desde la creación de la misma centrándose sobre todo en su papel de colaboradora con el nazismo mediante la fabricación de hornos crematorios. Se exponen objetos originales, fotos, y correspondencia comercial entre la empresa y los comandantes de los campos.

Es admirable como Alemania intenta por todos los medios no ocultar su trágica historia.


El pasado 13 de abril falleció Neus Catalá, sobreviviente del campo de Ravensbruck.

Neus Catalá, enfermera, cruzó a Francia en los momentos finales de la Guerra de España en 1939, como cuidadora de un grupo de niños. Tras la invasión alemana en 1940, Neus se incorporó a la Resistencia Francesa.

Tras ser detenida por los nazis fue llevada al campo de concentración de Ravesnbrück, un campo construido especialmente para mujeres prisioneras políticas.

Neus Català: la presa que ganó a Hitler

Allí según nos cuenta en su libro "De la resistencia y la deportación. 50 testimonios de mujeres españolas"  fue victima de crueles exploraciones ginecológicas y recibió inyecciones por parte de los médicos nazis con el fin de no tener la regla y así ser más productiva. Conoció a las prisioneras polacas a la que los médicos nazis extirparon huesos y tendones e infectaron artificialmente las heridas para experimentar los mejores métodos de curación.
Neus Català

De Ravensbrück fue llevada a una fábrica de armas en Checoslovaquia dónde hizo todo lo posible por sabotear la producción.

Siempre fue un ejemplo de luchadora feminista y antifascista.

El adoquín de Neus Catalâ, ya colocado / Jesús Rodríguez.

España, como país europeo ya que el Holocausto es un hecho que sucedió en Europa ha de construir su propio relato sobre el Holocausto y la lucha contra el nazismo. Neus Catalá, al igual que los 10000 deportados republicanos españoles a los campos nazis, la participación de los españoles en la Resistencia Francesa y el ejemplo de los diplomáticos españoles que salvaron, aún en contra del gobierno franquista, a miles de judíos, ha de formar parte de ese relato tan necesario.

domingo, 7 de abril de 2019

La sombra del pasado



El pasado de Alemania vuelve una y otra vez al cine con la película "La sombra del pasado".




En esta ocasión la película "La sombra del pasado" recorre una parte de la historia de Alemania a lo largo de varias generaciones (nazismo, postguerra, la división de Alemania, la desnazificación).

En las primeras escena un niño recorre junto a su tía una exposición del así llamado por los nazis Arte Degenerado. Eran pinturas que para la ideología nacionalsocialista expresaban algo morboso, enfermo y que no tenía cabida en la nueva Alemania. Se llegó a comparar los retratos de los cuadros impresionistas, dadaistas o cubistas con imágenes de personas con enfermedades mentales. Todo era degenerado y todo debería ser extirpado.





Estas imágenes proceden del libro de Paul Schultze-Naumburg  "Rassen und Kunst" (Raza y Arte) dónde se equiparaban imágenes de personas con discapacidades a retratos dadaistas, impresionistas o cubistas y hacer un paralelismo entre la degeneración de las personas y la del arte.

La tía del niño, enferma de esquizofrenia, es asesinada dentro de la llamada Operación T4. Esta acción consistió en el asesinato sistematizado y medicalizado en cámaras de gas de personas con discapacidades físicas o psiquicas. Se asiste en la película a una escenificación de los trámites médicos, y el ingreso en un hospital psiquiátrico del que es llevada sin conocimiento de la familia a uno de los seis centros de exterminio de enfermos.

La familia afronta el nazismo como cualquier otra: no son nazis, pero han de mirar para otro lado, han incluso de afiliarse al Partido Nazi aunque no crean en sus ideas. Muchas familias alemanas y austriacas tuvieron algún familiar que pudo ser asesinado dentro de la T4.

La familia es testigo del bombardeo de Dresde por los aviones aliados y la II Guerra Mundial termina. Dresde queda en la zona de influencia soviética y aquel niño estudia para ser pintor. Era una artista atrapado en el arte socialista. Conoce una joven de la que se enamora (en la película es la hija de un médico nazi acérrimo defensor de las teorías eugenésicas y que precisamente ha firmado la orden para la primero esterilización y luego asesinato de su tía).

Posteriormente la pareja huye a Alemania Occidental, se establece en Dusseldorf y poco a poco el pintor logra hacerse un hueco en el panorama artístico. Sus retratos, con un estilo fotorealista, utilizan  antiguas fotografías familiares e imágenes de periódicos.

El médico nazi gracias a sus contactos desarrolla una gran carrera profesional en Alemania, aunque el pasado le persigue y busca por todos los medios que sus acciones no sean conocidas. En la película se asiste a la conmoción que tiene cuando la prensa publica las fotos de la detención de uno de los líderes de la operación T4 lo cual le podría incriminar a él en aquellos crímenes.

Finaliza la película con un recuerdo a la tía asesinada en la operación T4.

La historia recogida en la película es la del pintor Gerhard Richter y los cuadros que aparecen en el film son recreaciones  y copias de los originales. Gerhard Richter es uno de los pintores alemanes actuales más famosos y expuso parte de su obra en el Museo Reina Sofía de Madrid.

Resultado de imagen de Gerhard Richter
Gerhard Richter

Cuadro de Gerhard Richter "Tante Marianne" (Tia Marianne)
Cuadro de Gerhard Richter, que reproduce la detención del Dr. Werner Heyde, uno de los responsables de la Acción T4 y que llevó a cabo experimentos mèdicos en personas discapacitadas y con gitanos.



Imagen original de la detención del Dr. Werner Heyde


Alemania sigue siendo un ejemplo en el recuerdo de su trágica historia.