"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



sábado, 30 de abril de 2011

La zona gris

El Holocausto constituye un género cinematográfico. Hay películas conocidas por todos: El Pianista, El niño del pijama de rayas,  La lista de Schindler, y Resistencia, entre otras. Unas han sido criticadas, caso de La vida es bella, o El Niño del Pijama de Rayas por no ceñirse a la verdad y presentar un ambiente relativamente "amable" dentro de aquella barbarie.Otras como El Tren de la Vida, han apelado a un humor verdaderamente hilarante. ¿Cómo sí no podría explicarse la peripecia de un pueblo entero de judíos que desde su shtetl quieren ir directamente a Palestina en un tren pasando por toda Europa e intentando burlar a los nazis?

 Hay películas menos conocidas pero que tienen un gran rigor. Un ejemplo es La Zona Gris, de Tim Blake. Se trata de una película que transcurre en Auschwitz y que retrata la vida de los  Sonderkomando. Estos eran grupos de cautivos judíos que se encargaban de recibir a los trenes que llegaban a Auschwitz, y colaborar con los nazis en las tareas de selección, clasificación, confiscación de objetos de valor, extracción de dientes de oro, limpieza de las cámaras de gas y por último incineración de los cádaveres en fosas o en los hornos.

El término "zona gris" puede hacer referencia a varios aspectos. De un lado la zona gris que se coloca entre el bien y el mal, ya que los sonderkomando colaboraban con los asesinos con el fin de vivir unos meses más (cada 3 meses aproximadamente eran sustituidos por otros). Estaban entre la vida y la muerte, "engañaban" a los que se dirigían a las cámaras de gas diciendoles que era una ducha necesaria para evitar enfermedades y que dejaran su ropa preparada para luego recogerla tras la desinfección.

También la "zona gris" haría alusión al color de sus caras adquirido durante la estancia en los hornos crematorios, y tal vez al segundo capítulo de la obra de Primo Levi, Los hundidos y los salvados, que lleva como título, La zona gris.


Los sonderkomando disfrutaban de comodidades impensables para el resto de cautivos de Auschwitz, y tenían acceso a algunos bienes y objetos que eran confiscados a los judíos a su llegada al campo.
La película es cruda, y describe con detalle el proceso de selección, y exterminio. Está en parte basada en las memorias de  Miklos Nystzli, médico anatomopatologo asistente de Mengele.
Myklos Nyszli
 Por último, en la película se detalla la rebelión de los Sonderkomando, en un intento de luchar por sus vidas y de redimirse ante la historia.

Se derivan del mensaje de la película muchas deliberaciones éticas ¿hay que colaborar con el mal para salvar la vida? ¿hay que colaborar con los verdugos? ¿tienen que colaborar los médicos con los perpetradores?

Se adjunta un video con el testimonio del último Sonderkommando vivo, Shlomo Venezia, judío de origen sefardita.


Trailer de La Zona Gris

No hay comentarios:

Publicar un comentario