"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



domingo, 14 de abril de 2013

Los libros de Anatomía (I). El Atlas de Anatomía de Pernkpof.

Conocer Anatomía es imprescindible para los médicos. Durante varios años los estudiantes de Medicina estudian libros, atlas y diseccionan cadáveres con el fin de conocer los secretos del cuerpo humano.

Hacen falta buenos libros, buenos profesores y evidentemente cadáveres. Siempre históricamente ha habido una gran necesidad de cadáveres. En Inglaterra a lo largo de los siglos XVIII y XIX se robaban cadáveres de los cementerios y se vendía a las facultades de medicina.

Dado que este blog trata de la relación entre la medicina y el nazismo abrimos unas entradas acerca de la Anatomía durante el nazismo y el uso que hicieron los nazis de la gran cantidad de cadáveres que tuvieron a su disposición. Comenzamos con Eduard Pernkopf. Era un eminente profesor de Anatomía de la Universidad de Viena, llego a ser Decano de la Facultad de Medicina y Rector de dicha universidad. Era un nazi totalmente acérrimo.

Acto en la Universidad de Viena presidido por Eduard Pernkopf

Era tal la cantidad de cadáveres de opositores y resistentes al nazismo que se ordenó que los cadáveres fueran llevados a las facultades de Medicina del Reich con el fin de ser material de estudio. Pernkopf decidió utilizar ese "material" para elaborar un gran atlas anatómico. El resultado no pudo ser mejor. El "Pernkopf" es un maravilloso libro de anatomía con unas imagenes y grabados de una calidad insuperable.

Imagenes del Atlas de Pernkopf con las firmas de los ilustradores
Investigaciones de entre otros, del Dr.William Seidelman, Profesor de Medicina de Familia de la Universidad de Toronto (Cánada), propiciaron una toma de postura de algunas universidades alemanas y austríacas. Algunas de ellas reconocieron que efectivamente albergaban órganos de asesinados por los nazis y que servían de material de estudio, o como en el caso de Viena, que cadáveres procedentes de cárceles nazis sirvieron para ilustrar un atlas anatómico. La propia Universidad de Viena reconoció que se utilizaron en torno a 1400 cuerpos de asesinados por la Gestapo. La ilustraciones originales del libro tenían en las firmas de los dibujantes svasticas y runas nazis. Años después de quitaron del libro dichos signos. Reconocieron también que algunos de los cuerpos podrían ser de judíos pero que no disponían de las identidades ya que un bombardeo aliado había destruido los archivos.

El dilema está servido ya que el libro se sigue vendiendo y se puede encontrar en muchas estanterías de facultades de medicina de todo el mundo.


¿Que hacemos con el libro? Como siempre hay varias posturas. Una de ellas, extrema, recomienda que el libro se retire completamente. Pero eso, según otros, es una forma de dictadura y totalitarismo. Otras dejan a criterio del lector el usar el libro o no, pero para ello habría que insertar en el libro algún tipo de información sobre su origen. Otra postura reconoce la calidad del libro y aboga por seguir utilizandolo en la docencia pero aprovechando todas las ocasiones posibles para transmitir a alumnos y profesores el conocimiento de hechos que no deben repetirse. Que cada lección de Anatomía en que se utilice ese libro sea una ocasión para insistir en los valores profesionales y en no aprovecharse de las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario