"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



martes, 6 de mayo de 2014

La Facultad de Medicina clandestina del Gueto de Varsovia

Vivimos momentos de crisis y las quejas son constantes. Hay desilusión, apatía, tristeza y falta de horizontes e ilusiones.

En el ámbito sanitario sólo se habla de crisis, de desmotivación, de recortes......de problemas, pero a veces ese ruido no deja oír lo verdaderamente importante que es la labor que médicos y enfermeras tienen que hacer con los pacientes.

En las próximas entradas de este blog vamos a hablar de una verdadera crisis de subsistencia y de un verdadero estar entre la vida y la muerte, y cómo algunos hicieron abstracción de todo ello e hicieron lo que sabían y lo que tenían que hacer.

Cuando los nazis invaden Polonia en 1939 se producen grandes movimientos y desplazamientos de población. Parte de las zonas polacas ocupadas son repobladas con alemanes. El número de judíos existente en Polonia superaba con creces a las previsiones de los alemanes. Miles de judíos fueron asesinados a cargo de los escuadrones de la muerte (Einstazgrüppen), pero a pesar de ello, el problema judío superaba a los nazis.

Se decide la creación de guetos en las principales ciudades polacas. Los guetos no eran zona donde vivieran anteriormente los judíos, sino que los alemanes deciden de forma arbitraria que zona de la ciudad se convertirá en un gueto. Hay muchas teorias que intentan explicar el origen de los guetos: desde concentrar a la población judía en espera de crear una gran "reserva" en Lublin, o ser un destino temporal hasta su traslado definitivo a la isla de Madagascar. Otras teorías más prácticas aluden a la necesidad de controlar a una población "enemiga", sin olvidar cosas tan peregrinas como creer que los judíos eran portadores naturales del tifus, aunque lo sufrían en menor frecuencia que el resto de la población. Aislarles era una forma de establecer un cordón epidemiológico.

El judio "portador de tifus"
En 1940 se crea el primer gueto judío en la ciudad de Lodz. Llegó a haber más de 400 guetos. Concretamente el gueto de Varsovia llegó a albergar más de 400000 personas en un espacio reducido. El hacinamiento (5-6 personas por ventana), el frío, el hambre (la dieta diaria era de 186 calorías por persona) hizo el resto. Apareció entonces la tuberculosis, y el tifus dando la razón a los alemanes: efectivamente, decían éstos, los judíos eran portadores del tifus, olvidando que eran las condiciones de gueto las que habían propiciado las epidemias. A pesar de todo y en esa verdadera crisis vital, los suicidios fueron menos frecuentes. Los judíos a pesar de que no podían entrar ni salir eran obligados a llevar un brazalete blanco con la Estrella de David.

Hacinamiento. 7,5 personas por metro cuadrado

Todos los colegios y universidades en Polonia fueron cerrados. ¿Para que los miembros de una raza inferior, polacos o judios, infrahombres, necesitaban estudiar?

La gente moria en la calle......y la vida seguía, ¿que hacer?. Los médicos y las enfermeras siguieron haciendo su trabajo y con una gran penuria de medios funcionaron clínicas, hospitales, y orfanatos.

Pero muchos no se desanimaron e hicieron lo que tenían que hacer. Basandose en el miedo cerval que tenían los alemanes al tifus, un grupo de médicos dijeron que iban a dar una especie de clases para prevenir las epidemias. La realidad era otra: consiguieron crear una facultad de medicina clandestina en el gueto de Varsovia.

Este era el anuncio de las teóricas clases para prevenir epidemias.



Las clases se impartían en un antiguo edificio. Los alumnos judíos tenían que cruzar las murallas del gueto y eran objeto de burla por parte de la policía polaca o el ejercito alemán. Algunas alumnas de Medicina llegaron a ser violadas. Pero no se rindieron, siguieron estudiando a la luz de lámparas de carburo, compartiendo los escasos libros que se pasaban de contrabando al gueto.
Única imagen que se conoce de una estudiante de la Facultad de Medicina clandestina

El plan de estudios en nada se diferenciaba al de una facultad actual: período preclínico y periodo clinico, prácticas clandestinas en consultas y hospitales. Incluso los exámenes estaban reconocidos por la Facultad de Medicina de Varsovia, habilitando a médicos del gueto judío con el fin de que los exámenes fueran validos.

La facultad funcionó desde mayo de 1941 hasta julio de 1942. Llegó a tener 500 alumnos. Consiguieron sobrevivir 50 alumnos, y 8 completaron estudios de medicina

Un estudiante de Medicina, Marek Edelman fue uno de los lideres del futuro levantamiento armado del gueto de Varsovia. Tras la guerra Marek Edelman llegó a ser cardiólogo.

Con el avance de la guerra y la puesta en marcha de la Solución Final al problema judío mediante el asesinato en las cámaras de gas, el  gueto era progresivamente vaciado de judíos que fueron llevados en su mayoria al campo de exterminio de Treblinka.

Sí todos iban a morir ¿Por qué lo hicieron?
El deseo de aprender (alumnos).
El deseo de enseñar (médicos y profesores).
El intento de llevar una vida “normal” a pesar de las condiciones de vida del gueto (todos).

Eran una forma de resistir.
Dijo Karolina Borman, "Podíamos elegir entre desesperarnos totalmente, desmoralizarnos, suicidarnos (algunos lo hicieron), darnos al alcohol, al vodka, o a otras cosas, pero en vez de eso comenzamos a estudiar”.

Karolina Borman, completó sus estudios en Polonia después de la guerra, y
posteriormente emigró y practicó la medicina en Estados Unidos hasta su
muerte en 19877.

Crisis, desánimo.....los alumnos y profesores de la facultad de medicina clandestina del gueto nos dan el mejor ejemplo de lucha y de resistencia. Ellos sí estaban en una situación de crisis e hicieron lo que realmente tenían y sabían hacer. Que no se nos olvide nuestra verdadera misión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario