"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



domingo, 7 de agosto de 2016

Un médico alemán victima de la Operación T4.

Visitar los museos siempre es algo gratificante sobre todo sí las exposiciones tienen un gran rigor histórico. El Imperial War Museum en Londres es uno de esos ejemplos.

La exposición estable dedicada al Holocausto, es verdaderamente excelente.

Comienza con videos de testimonios de la vida de los judíos en Europa antes de la catástrofe: una vida normal, familiar......niños que nacían, personas mayores que fallecían y entre medio la vida.

En toda la exposición tienen un gran protagonismo las historias personales. Es la única forma de poner rostro humano a la Historia. La Historia no son los reyes, las batallas y los tapices, la Historia con mayúsculas son las personas normales.

Dentro del ala dedicada al Holocausto, hay una magnifica sección sobre la Higiene Racial, y la esterilización primero y posteriormente la eliminación de las personas con discapacidades (la conocida como Operación T4).

Y allí encontramos la historia de un médico víctima de la Operación T4. El Dr. Ernst Gassen era un médico de cabecera que vivía y trabajaba en Merseburg, cerca de Leipzig. Estaba casado y tenía dos hijas.

Sus comentarios criticando la política nazi, provocaron que fuera expulsado de la profesión médica. Poco a poco cayó en una grave depresión siendo ingresado en diferentes hospitales. Su esposa recibía cartas informandola que su marido había sido trasladado en una a otra institución psiquiátrica.

Finalmente recibió otra carta en la que se le decía que su marido, Ernst Gassen, habia fallecido de muerte natural. La realidad era bien distinta: fue trasladado en 1941 a alguno de los centros de la operación T4 (probablemente Hartheim o Hadamar), dónde se asesinaba sistemáticamente a las personas con enfermedades psiquiátricas y defectos físicos. El método de asesinado era la asfixia mediante monóxido de carbono en cámaras de gas especialmente diseñadas. Posteriormente se quemaban los cadáveres. Todo un anticipio del exterminio de los judíos llevado a cabo en los campos de la muerte con los mismos sistemas y la experiencia alcanzada por los médicos en la Operación T4.

El Dr. Ernst Gassen con su esposa e hijas

Fue una victima más del deseo nazi de deshacerse de todo lo que era para ellos nocivo, podía suponer una contaminación de la raza y además suponer un gasto económico.

 En ocasiones me han preguntando cuál fue la implicación real de los médicos alemanes con el nazismo. Sabemos que aproximadamente el 45% de todos los médicos se afilió al Partido Nazi. Eso nos deja otro 55% que no lo hizo, pero ¿éstos se opusieron al régimen?: claramente no. Como otros colectivos y como la mayoría de ciudadanos de a pie, miraron hacia otro lado.

Para muchas profesiones como la Medicina y la Abogacía, la desaparición de abogados o médicos no afectos, caso de los judíos o de opositores politicos, supuso una clara mejora de su carrera profesional. Había así más trabajo, mas posibilidades de ascenso en la universidad. Imaginemos que en pocos años han desaparecido el 70% de los médicos de Berlín (que eran judíos), ¿que pensarían los no judios?

La resistencia de los médicos a las politicas nacionalsocialistas fue algo verdaderamente anecdótico y simbólico. Sirva el ejemplo del Dr. Ernst Gassen, como alguien que se resistió y lo pago con su vida.

Hoy una Stolpersteine (las piedras que hacer tropezar y recordar) le rinde tributo.



Ceremonia de colocación de la Stolpersteine dedicada al Dr. Ernst Emil Gassen

No hay comentarios:

Publicar un comentario