"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



domingo, 3 de septiembre de 2017

Rahel Hirsch, la primera mujer profesora de medicina en Prusia.

Paseando por cualquier calle de Berlín el viandante se puede tropezar tanto con una especie de ladrillos dorados en el pavimento (las Stolperstein) que recuerdan a victimas del Holocausto como con una serie de placas blancas en las paredes que recuerdan a otros berlineses que sufrieron persecución durante el nazismo.

En plena Kurfurstendäm, la calle más importante del Berlin hoy Oeste, hay una placa dedicada a Rahel Hirsch. ¿Quién era Rahel Hirsch?

https://www.gedenktafeln-in-berlin.de/uploads/tx_tafeln/Hirsch_Rahel.JPG

Era médico y fue la primera mujer profesora de Medicina en Prusia y la segunda que obtuvo una posicion docente en la facultad de Medicine del Charité en Berlín. Estudió fuera de Alemania ya que estaba prohibido que las mujeres fueran médicos.

Rahel nació en Frankufurt en 1870. Estudió Pedagogía y posteriormente Medicina en Estrasburgo y Zurich. Tras doctorarse entró a formar parte del hospital y de la facultad de medicina del Charité en Berlin.

Trabajó como medico asistente en el Charite, y fue nombrada Jefe del Policlínico pero sin salario ya que como mujer tenía prohibido desempeñar una función docente. Por ello tuvo que abrir su propia consulta de médico de cabecera. Aún asi las dificultades no la arredraron y presentó los resultados de sus investigaciones al cuerpo medico del Charité.

Ella descubrió el conocido como "efecto Hirsch" que consiste en la detección de granulos de almidón en sangre y en orina.

La doctora Rahel Hirsch

Las medidas excluyentes de los nazis (Leyes de ciudadanía, Ley de la sangre y el honor alemán) expulsó del funcionariado a médicos y abogados. A partir de 1938 tanto médicos como abogados judíos no pudieron ejercer su profesión. Judía, médico y mujer era una combinación muy peligrosa en la Alemania nazi.

Foto Rahel Hirsch, © bildbasis.de

Rahel Hirsch pudo huir a Londres, pero su titulación no fue reconocida y obtuvo un empleo como ayudante de laboratorio y como traductora.

Los ultimos años de su vida estuvieron dominados por la tristeza y la melancolía. Falleció en un hospital psiquiátrico londinense en 1953.

No sabemos todo lo que se perdió en el Holocausto. Fueron muchos los médicos y profesores expulsados de las universidades alemanas, exiliados o asesinados.

Hoy la Dra. Rahel Hirsch es recordada con un monumento en el campus del Hospital Charité, y se le dedicó una calle.

Monumento a Rahel Hirsch en el campus del Charité




No hay comentarios:

Publicar un comentario