"60.000 Marcos es lo que nos cuesta este discapacitado a lo largo de su vida. Este dinero es tambien vuestro”.



Este blog quiere ser un medio de información y sensibilización para todos los profesionales de la salud y cualquier persona interesada en los desmanes realizados por médicos y otros profesionales durante la era nazi.



domingo, 21 de abril de 2019

El álbum de fotos de Lilly Jacob sobreviviente de Auschwitz, Gröss Rosen y Dora-Mittelbau

Cuando se teclea en Google la palabra Auschwitz y se piden al buscador imágenes hay unas que se repiten constantemente.

Se trata de las tomadas por unos SS y que ilustran la llegada de un tren de judíos húngaros de una zona conocida como la Rutenia Subcarpática a Auschwitz en 1944. Estas fotos han llegado a ser uno de los símbolos del Holocausto.

Judíos sometidos al proceso de selección en el andén de Birkenau, nada más llegar. También puede verse a prisioneros, con el traje a rayas, que asisten a los recién llegados. Eran obligados por las SS a estar presentes en los andenes durante la selección para asegurar un proceso ordenado.

Se recoge fielmente en dicha colección la llegada del tren a Auschwitz-Birkenau tras varios días de viaje en condiciones inhumanas sin ningún tipo de comida, bebida o higiene. Los judíos son obligados a bajar del tren y a formar en filas: mujeres con buen aspecto y sin niños, hombres y chicos mayores de 17 años a un lado,  y ancianos, personas mayores a otro. Los médicos de las SS hacen la selección.

Judíos ancianos, provenientes del gueto de Beregovo, son ayudados a descender de uno de los trenes. En un lateral del vagón puede leerse: Deutsche Reichsbahn (Ferrocarriles Estatales de Alemania). La primavera de 1944 fue el momento en que el Auschwitz-Birkenau se convirtió en la mayor máquina de matar del nazismo. En torno a 400.000 judíos húngaros fueron asesinados en apenas unos meses.

Un medico de las SS ‘examina’ el estado de salud de un judío. La mujer en primer plano se llama Geza Lajtos, de Budapest. Supervivientes del Holocausto pudieron reconocer a familiares en estas imágenes. De aquellos que era destinados a morir inmediatamente, fue en algunos casos el único recuerdo que quedó. El Álbum está incompleto porque Lilly Jacob-Zelmanovic Meier entregó fotos a los familiares que las pidieron.

Unos son dirigidos a la llamada"cuarentena" dónde se les quita todo, se les afeita todo el cuerpo, y se les tatúa un nombre en el antebrazo. Pasan posteriormente a ser trabajadores esclavos del campo o de alguna de las industrias aledañas.

Prisioneras entran dentro del campo de mujeres, ya con el uniforme de prisioneros bajo la mirada de un guardia SS.

Otros son dirigidos a las cámaras de gas. En aproximadamente menos de 2 horas desde su llegada habían sido convertidos en cenizas.

Al otro lado de la vía camino a la cámara de gas
Una de las personas que iba en ese tren era Lilly Jacob. Ella es seleccionada, tatuada, desprovista de todo rastro de humanidad y destinada al trabajo esclavo. Posteriormente es llevada a los campos de Gröss Rosen y finalmente a uno de los subcampos de Dora Mittelbau.

Memorial en el crematorio de Dora Mittelbau

Coincidiendo con el abandono de los campos por los nazis ante la inminente derrota, Lilly es uno de los miles de sobrevivientes que vaga por el campo. Enferma de tifus y buscando ropa y comida se cobija en una casa abandonada por los SS y allí en un cajón encuentra un álbum de fotos que contiene imágenes de un convoy de judíos que es llevado a Auschwitz. Ella se ve en el álbum así como a otros miembros de su familia.

Lilly Jacob en Auschwitz

Lilly Jacob declaró como testigo en el Juicio de Auschwitz (también conocido como el Juicio de Frankfurt) celebrado contra criminales nazis en 1963.

Lili Jacob beim Frankfurter Auschwitz-Prozess 1963
Lilly Jacob
El Álbum de Auschwitz
Lilly Jacob entregando el album a Yad Vashem (Autoridad para el Recuerdo de las Victimas del Holocausto)
Hoy EL PAIS informa de la decisión de un museo holandés de retirar las únicas cuatro fotos que se conservan sobre el asesinato de judíos en las cámaras de gas y su posterior cremación a cielo abierto habida cuenta de la cantidad de cuerpos de que había que deshacerse en Auschwitz. Las autoridades del museo consideran que las imágenes pueden herir la susceptibilidad del visitante.

museo holocausto amsterdam
Imagen de la cremación de cadáveres  en Auschwitz tomada por Alberto Errera, judío sefardí

 
La imagen es turbadora, pero sólo pido al lector de este blog que contemple también las imágenes del álbum de Auschwitz de Lilly Jacob y que trate de pensar como era la vida de estas personas, sus deseos e ilusiones y como unas horas más tarde eran víctimas del odio y de la intolerancia.

Hay que conocer y saber y hay que ver todas las imágenes. Si el museo de Amsterdam ha decidido taparlas afortunadamente se pueden visualizar en Internet. 

Lo que hiere la sensibilidad es que esto ha pasado y que no se puede volver a repetir y que no se puede ni debe ocultar.

1 comentario:

  1. Lamentable decisión del museo holandés, pero mucho peor aún, hoy supe de boca de una mujer que es guía en las visitas a Auschwitz, que es muy común que a ese campo lo visiten neonazis, o gente que abiertamente declara que deberían seguir exterminando gente "indeseable".... O sea el ser humano está a punto de condenarse a sí mismo a un futuro holocausto pues no hemos aprendido nada, o si? Dependerá solo de nosotros enseñar lo ocurrido como en este blog.

    ResponderEliminar